Se produjo un error en este gadget.

19 febrero 2006

La pequeña producción bosnia 'Grbavica' se lleva el Oso de Oro a la mejor película en la Berlinale


La película bosnia 'Grbavica', de Jasmila Zbanic, ha ganado el Oso de Oro del la 56ª edición del Festival de Cine de Berlín, mientras que la danesa 'En Soap', de Pernille Fischer Christensen, y la iraní 'Offside', de Jafar Panahi, se llevaron ex aequo el Gran Premio del Jurado.

El Oso de plata a la mejor dirección ha sido para Michael Winterbottom y Matt Whitecross por su película '
The road to Guantanamo', basada en la historia real de tres musulmanes británicos encarcelados injustamente en la cárcel estadounidense en Cuba durante dos años.

'Grbavica', el filme ganador del festival, está protagonizado por la serbia Mirjana Karanovic y retrata las secuelas de la guerra en la relación entre una madre y su hija.

"Gracias al festival por haber invitado a una película de pequeño presupuesto que venía de un pequeño país", ha declarado la realizadora Jasmila Zbanic, de 31 años, al recoger el galardón a la mejor película.

"Quiero aprovechar esta oportunidad para recordar que mientras que la guerra está acabada, los criminales de guerra (el ex jefe militar de los serbios de Bosnia, Ratko) Mladic y (Radovan) Karadzic están en libertad y no han sido capturados a pesar de haber organizado violaciones colectivas", declaró. "Estamos en Europa y espero que eso cambie", ha concluido la realizadora, largamente aplaudida

Para su primer largometraje de ficción, Jasmila Zbanic se sumergió en la historia reciente de su país a través del trayecto de Esma, quien cría sola a su hija Sara en el barrio de Grbavica, a la que oculta que es fruto de la violación por parte de un serbio en un campo de internamiento. Lejos de imaginar la terrible realidad, Sara cree que es hija de un combatiente bosnio que murió como un héroe en el frente.

Sin caer en el melodrama, el filme está inspirado en testimonios de víctimas de dramas similares, que muestran la dificultad de retomar su vida sin evocar ni admitir su pasado.

También tienen carácter político otra de las películas ganadoras del Gran Premio del Jurado: la iraní 'Offside', de Jafar Panahi ('El círculo'). El realizador muestra en tono de comedia la discriminación de las mujeres en Irán, a través de la historia de un grupo de mujeres que son descubiertas cuando intentan entrar a un estadio a ver un partido clasificatorio de la selección iraní para el Mundial de Alemania 2006 disfrazadas de hombre.

'The road to Guantanamo', el filme distinguido con el galardón a la mejor dirección, tiene también un marcado carácter político. Recrea con crudo realismo las torturas y los malos tratos a que fueron sometidos los detenidos que protagonizan la película y a la vez muestra los testimonios reales de los jóvenes.

Winterbottom, que hace tres años ganó el Oso de Oro con 'In this world', sobre refugiados afganos, invitó a los tres ex detenidos en Guantánamo a subir al escenario a recibir el premio

Sabor alemán en los premios a la interpretación

En una edición que contó con cuatro películas alemanas a competición, el jurado presidido por la actriz británica Charlotte Rampling otorgó los premios a la mejor interpretación a dos alemanes.

El Oso de Plata al mejor actor fue para Moritz Bleibtreu por 'Las partículas elementales', de Oskar Roehler, en la que interpreta a un hombre obsesionado con el sexo, mientras que como mejor actriz fue elegida Sandra Hueller por encarnar a una joven que se cree poseída por el demonio en 'Requiem', de Hans-Christian Schmid.

Otro actor alemán, Jürgen Vogel, recibió el Oso de Plata a un mérito artístico destacado por escribir, producir, y protagonizar 'Der freie Wille', de Matthias Glasner, sobre el sufrimiento de un violador en serie.

La danesa 'En Soap', sobre la relación entre una mujer recién separada y un joven transexual, recibió además el premio a la mejor ópera prima de todas las secciones del festival, dotado con 25.000 euros.

El Oso de Plata a la mejor música fue para 'Isabella', una coproducción entre Hong Kong y China, dirigida por Pang Ho-Cheung.

Por otra parte, la película argentina 'El custodio', de Rodrigo Moreno,(foto der.) ha ganado el premio Alfred Bauer de la Berlinale, en memoria del fundador del festival. El galardón se otorga en reconocimiento a la contribución del filme a la apertura de nuevas perspectivas cinematográficas

Moreno, que con este filme debutaba como director en solitario de un largometraje, recogió el premio con palabras de agradecimiento a un festival "que desde el primer momento creyó en mí", dijo.

'El custodio', interpretado por Julio Chávez, es la historia de un guardaespaldas, convertido en la sombra del ministro de Planificación y cuya vida es exponente del abismo existente entre el lujo de su protegido y la sordidez de su propia existencia.

Otro filme argentino, el corto 'El día que morí', de la directora de origen iraní Maryam Keshavarz, recibió una mención especial del jurado de cortometrajes de la sección oficial así como el premio Teddy al mejor corto de temática homosexual.

Este año pasaron por la alfombra roja, entre otros, Sigourney Weaver, Meryl Streep, George Clooney, Gael García Bernal, Philipp Seymour Hoffman, Vin Diesel e Isabelle Huppert.

Los Osos de Oro honorífico fueron para el actor británico Ian McKellen y el director polaco Andrzej Wajda