Se produjo un error en este gadget.

16 febrero 2006

Claude Chabrol presenta "L'ivresse du pouvoir" y Sidney Lumet "Find Me Guilty" en la Berlinale

El poder corrompe, pero sobre todo embriaga y es muy difícil resistirse a él. Eso es lo que el veterano realizador francés Claude Chabrol refleja en 'L'ivresse du pouvoir', presentada a concurso en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Chabrol cuenta una vez más con Isabelle Huppert como protagonista, en esta ocasión en la piel de una juez de instrucción decidida a acabar con el jefe de un gran consorcio industrial acusado de fraude. A medida que la magistrada investiga, descubre el poder que tiene, pero también se topa con sus límites.

En inglés, la película se llama 'A Comedy of Power', pero Chabrol prefiere el título francés, que traducido sería 'La embriaguez del poder'. "Una debilidad de los seres humanos es que no podemos resistir la embriaguez del poder", afirma el director. El guión fue escrito por Odile Barski, su colaboradora desde hace años, en base al conocido escándalo generado por el caso de la petrolera Elf en los años 90.

"Cada vez que veía aquello en la televisión, me parecía curioso ver a esa gente tan bronceada que decía que todo lo que hacían era legal. Son muy inteligentes, pero a la vez muy tontos", dijo Chabrol.

Para Huppert, acostumbrada a interpretar papeles de mujer fuerte que salen adelante en un mundo de poder masculino, este personaje era interesante "porque ella al principio también está de ese lado del poder".

La película gustó, aunque no supone ninguna innovación en el cine de Chabrol, y las constantes referencias a los hechos reales, que fueron recibidas con muchas risas por parte de los espectadores franceses, dejaron un poco relegado al resto del público.

Sin embargo, el director considera que muchos se verán reflejados en la historia. "En todas partes hay gente que actúa en la oscuridad. No es una especialidad francesa", explicó Chabrol.

'Find Me Guilty'

También sobre el poder organizado, pero esta vez en el submundo de la mafia italiana en Estados Unidos, trata 'Find Me Guilty', una comedia de otro realizador veterano, el estadounidense Sidney Lumet, de 80 años.

Basado en hechos reales ocurridos a mediados de los 80, el filme recrea el juicio más largo —duró casi dos años— realizado contra la mafia en la historia de Estados Unidos en el que son acusados unos 20 miembros de la familia Lucchese.

Todo indica que las evidencias en su contra son abrumadoras, pero uno de los acusados, Jack DiNorscio (Vin Diesel), a quien las autoridades ofrecen negociar la pena de cárcel que cumple por otra condena si delata a sus amigos, decide no traicionar a los suyos y además defenderse a sí mismo.

A base de su carisma y un particular sentido del humor, DiNorscio convierte el juicio en una especie de 'show' unipersonal, que sobre todo gracias a la histriónica interpretación de Diesel hizo reír mucho al público de la Berlinale.

'Isabella'

La tercera película a concurso de la jornada, la coproducción entre China y Hong Kong 'Isabella', de Pang Ho-Cheung, dividió al público entre quienes se conmovieron por la tierna relación entra una adolescente y un policía al que cree su padre y quienes se aburrieron del lento ritmo de la narración y abandonaron la sala.

Ambientada en Macao en los meses previos a su entrega a la República China, la película está protagonizada por Chapman To e Isabella Leong, y ahonda en la búsqueda de sentimientos puros y nobles en una sociedad marcada por la corrupción y el crimen organizado