Share it

05 febrero 2006

JOAQUIN PHOENIX: "Me costó salir del personaje"


Joaquin Phoenix siempre está dispuesto a hacer lo necesario para interpretar sus papeles, pero a menudo le escapa a las entrevistas. En una reciente ronda de entrevistas de prensa realizada en Los Angeles, con motivo del estreno de Johnny & June: pasión y locura, la película donde interpreta a Johnny Cash, Phoenix se fue de dos mesas redondas con periodistas antes de que terminara la entrevista y pasó de largo frente adonde cronistas de radio lo esperaban para un reportaje.

Aun cuando se mantuvo sentado durante 25 minutos seguidos de preguntas, Phoenix, de 30 años, se mostró reacio a tocar ciertos temas y se negó rotundamente a hablar de otros. En el filme, Joaquin encarna a Johnny Cash —que murió en 2003 a los 71—, en los primeros tiempos de la legendaria carrera del cantante.

Esto significa que su Cash debe vérselas con la culpa por la muerte de su hermano mayor, su volcánica relación con su padre, un matrimonio fracasado, su adicción a las drogas y el alcohol y su amor, inicialmente no correspondido, por June Carter Cash, que murió en 2003, a los 73. El filme termina cuando Carter, interpretada por Reese Witherspoon, ayuda a Cash a luchar contra los demonios de su dependencia y finalmente accede a casarse con él.

En Internet corrieron rumores de que Joaquin había tenido una crisis nerviosa en el rodaje y que se golpeó la cabeza contra los postes de una cama porque canalizaba sus propios recuerdos en una escena en donde Cash recuerda la muerte de su hermano. Cash tenía 12 años cuando su hermano Jack, de 14, murió en un accidente en el campo en 1944.

Fue Joaquin quien llamó al 911 en Halloween de 1999 cuando su hermano mayor, River Phoenix, falleció de sobredosis frente al Viper Club de Los Angeles. "No abordo personajes de esa manera. No habría respetado la vida de Johnny si hubiese impuesto la mía en la película. Si los actores tienen que recurrir en tal medida a su propia vida es por falta de capacidad, imaginación o investigación", dijo Phoenix. "Detesto que la prensa me haya pintado como 'el hermano que lleva luto' sólo porque me niego a hablar de esa parte de mi vida.

"Phoenix no desmiente que se las timó la cabeza en el set, pero explica: "Fue en una escena en que Johnny se está desintoxicando de anfetaminas. Era una escena de gran despliegue físico. Me estaba moviendo muy violentamente y me golpeé la cabeza. A los actores les pasa todo el tiempo." En abril de 2005, seis meses después de terminar el rodaje, Phoenix se internó en un centro de rehabilitación para alcohólicos. "¿Quieren saber algo al respecto?, busquen en Internet", es todo lo que está dispuesto a decir cuando le preguntan por su batalla contra el alcohol.

La revista Time Out cita declaraciones de Phoenix donde aclara: "No fue el interpretar el papel de Johnny lo que me llevó a abusar del alcohol sino tener que desprenderme de él. Me costó salir del personaje.

" Phoenix explicó un poco más este comentario cuando señaló que "todas las películas que hice afectaron mi vida de alguna manera. En mi caso, desprenderme de un personaje es difícil pero también lo es meterme en él". En abril, cuando Phoenix buscó ayuda para su dependencia del alcohol, la vocera del actor, Susan Patricola, emitió un comunicado diciendo que su cliente "no se sentía a gusto con la forma en que vivía y encontró el valor de enfrentar su enfermedad".

Al principio, Phoenix intentó la misma respuesta de "busquen en Internet" cuando un periodista le preguntó sobre la cena con Cash, pero luego cedió. "Le voy a dar una versión muy corta de la historia que conté tantas veces", dijo Phoenix, recordando su encuentro con Cash seis meses antes de que el director James Mangold le ofreciera el papel.

"No tuvo absolutamente nada que ver con la película o la posibilidad de que yo lo encarnara. Johnny era admirador de Gladiador. Hasta podía citar de memoria frases de la película. Me invitó a cenar con él. Pensé que habría veinte personas, pero sólo éramos seis. Yo estaba muy nervioso pero Johnny y June me hicieron sentir cómodo de inmediato. Eran muy sencillos y amables.

"Phoenix recuerda que Cash "era un hombre de pocas palabras. Después de la cena, fuimos a otra habitación y tomó la guitarra. Pensé que él suponía que tenía que cantar para mí pero no era así. Con la guitarra en las manos era como más cómodo se sentía." Según Mangold, cuando habló con Cash sobre la posibilidad de filmar su biografía, el cantante insistió en dos cosas. "Quería que el actor empuñara la guitarra con toda la aspereza posible y que cantara con su propia voz. Johnny dijo que, si la gente quería oírlo cantar, podía comprar sus discos.

" Phoenix canta las canciones del filme, titulado originalmente como uno de los más grandes éxitos de Cash, Walk the Line. El hijo de Johnny Cash y June Carter, John Carter Cash, se reunió con Phoenix luego de ver una primera versión del filme. "Dijo que a toda la familia le había gustado muchísimo la película y me dio las gracias por hacer honor a su papá. Me regaló una de sus camisas. A mí me queda de vestido", dice Phoenix, que mide 1,72. Cash medía 1,88