Se produjo un error en este gadget.

15 abril 2010

Alejandro González Iñárritu competirá por la Palma de Oro de Cannes

El cineasta y escritor mexicano Alejandro González Iñárritu competirá por la Palma de Oro en el próximo Festival de Cannes con su filme "Biutiful", anunció hoy la organización de este evento.

El filme, protagonizado por el actor español Javier Bardem, forma parte de la selección oficial del festival, que se celebrará entre el 12 y el 23 de mayo próximos.

La edición número 63 se abrirá con el filme de Ridley Scott "Robin Hood" y la lista de la selección oficial incluye además "Copie conforme", de Abbas Kiarostami, "Another year", de Mike Leigh, y "Utomlyonnye Solntsem 2", de Nikita Mikhalkov.

Los otros filmes en competición son "Des hommes et des dieux", de Xavier Beauvois, "Hors la loi", de Rachid Bouchareb, "Un homme qui crie", de Mahmat-Saleh Haorun, "Housemaid", de IM Sangsoo, "Outrage", de Takeshi Kitano, y "Poetry", de Lee Chang-Dong.

Completan la lista "Fair Game", de Doug Liman, "You. My joy", dirigido por Sergei Loznitsa, "La nostra vita", de Daniele Luchetti, "La princesse de Montpensier", de Bertrand Tavernier, y "Loong Boonemee Raleuk Chaat", realizado por Apichatpong Weerasethakul.

El jurado de la próxima edición del Festival de Cannes estará presidido por el cineasta Tim Burton y formarán parte además de él el actor puertorriqueño Benicio del Toro y el director español Víctor Erice.

Además, el jurado estará integrado por la actriz británica Kate Beckinsale, la actriz italiana Giovanna Mezzogiorno, Alberto Barbera (director del Museo Nacional del Cine italiano), el guionista y escritor francés Emmanuel Carrere y el director y actor indio Shekhar Kapur.
Fuera de la competición el Festival exhibirá los filmes de
Woody Allen "You will meet a tall dark stranger", "Tamara Drewe", de Stephen Frears, y la película del estadounidense Oliver Stone "Wall Street-Money never sleeps", protagonizada por Michael Douglas

14 abril 2010

Ultimo capítulo de Lost tendrá una escena oculta

El último episodio de Lost, programado para el 23 de mayo en EEUU, ha sido especialmente cuidado por los productores de la serie que en Perú emite el canal de cable AXN.

Porque para evitar la filtración del desenlace de la trama, los creadores del programa -que actualmente emite su sexta temporada y final- han decidido ocultar una escena clave de la historia que aún no ha sido grabada. Tanto así, que ni siquiera los actores conocen su contenido.

Así lo confirma una de las estrellas del reparto, Henry Ian Cusick, quien interpreta a Desmond en la ficción. Según el actor, todos los protagonistas de Lost tienen en sus manos los guiones de los capítulos que faltan hasta el final de la serie.

De este modo pueden ir viendo qué ocurre y saber cómo interpretar a sus personajes y trabajar con sus frases. Sin embargo, comenta que "ningún actor tiene la escena undécima del último episodio".

"Así que no sabemos qué pasa en el acto final, que creo que vamos a rodar pronto", concluyó durante una entrevista a The ODI.

Por su parte, Jorge García (Hugo en la serie), aseguró a Los Angeles Times que habrá un giro inesperado antes del fin de la ficción y, en concreto, se producirá después del capítulo que él mismo protagoniza.

12 abril 2010

Películas de Woody Allen y Oliver Stone son "seguras" para Cannes

Pese a que la programación oficial del Festival de Cannes de este año se dará a conocer recién este jueves en París, ya existe la certeza de que los nuevos filmes de los estadounidenses Woody Allen y Oliver Stone estarán presentes en la cita francesa.

De acuerdo a "Variety", también están confirmadas las nuevas películas del francés
Jean-Luc Godard y el iraní Abbas Kiarostami, dos reputados cineastas de distintas generaciones del cine mundial.

La organización del festival se ha visto en apuros para afinar la lista de películas, ya que además de que algunos proyectos simplemente no estarán listos a tiempo para la cita (como las películas de
Clint Eastwood, Darren Aronofsky y Gus van Sant), existen dudas sobre si incluir títulos como "Tree of Life", de Terrence Malick, que tiene como protagonistas a Sean Penn y Brad Pitt. Las dudas pasan por si Malick, que tiene fama de demorar la etapa de montaje, podría alargar la post-producción al punto de poner en aprietos a Cannes.

Una película que sí está segura es
"Robin Hood", del británico Ridley Scott y con Russell Crowe como el legendario arquero, que ha sido designado como el film que abrirá el festival, aunque fuera de competencia.

Entre las películas que estarán en el programa que se anunciará el jueves, están la comedia londinense
"You Will Meet a Tall Dark Stranger", de Woody Allen; y la secuela de "Wall Street", dirigida nuevamente por Oliver Stone.

Otros títulos que "suenan" son
"Fair Game", de Doug Liman y con Naomi Watts y Sean Penn en el reparto; "Another Year", de Mike Leigh; y "Tamara Drewe", de Stephen Frears.

En la sección "Un Certain Regard", uno seguro es el francés
Godard con "Socialism", en el que también participan otros seis realizadores. Kiarostami, en tanto, presentaría su primera película rodada fuera de Irán, "The Certified Copy", en la que participa Juliette Binoche.

Desde Asia aparecería otra vez el japonés
Takeshi Kitano con "Outrage", mientras que el coreano Lee Chang-dong llevaría "Poetry" a las salas francesas

Habitual guionista de Alejandro Amenábar comienza a filmar western

El actor español Eduardo Noriega ("Abre los ojos"), el estadounidense Sam Shepard ("Diario de una pasión") , el irlandés Stephen Rea ("V de Venganza") y la actriz peruana Magaly Solier, acaban de iniciar en Bolivia el rodaje de "Blackthorn", un western dirigido por Mateo Gil, quien recupera a los legendarios bandidos Butch Cassidy y Sundance Kid.

Según un comunicado de Arcadia Motion Pictures y Aiete Ariane Films, el cineasta español
Mateo Gil, que ha colaborado en guiones de películas como "Tesis" o "Mar adentro", de Alejandro Amenábar, ya se encuentra en la primera semana de un rodaje que durará nueve semanas en Bolivia y que tiene un presupuesto de más de 6,7 millones de dólares.

Gil se sumerge en la leyenda de Blackthorn, seudónimo de Butch Cassidy, encarnado en la ficción por Shepard, quien ya ha trabajado en este género en filmes como "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford".

En su viaje de regreso a Estados Unidos, Blackthorn se cruzará en el camino del español Eduardo Apocada (
Eduardo Noriega), un ingeniero de minas perseguido por robo. Una enemistad inicial entre los dos hombres se convertirá en una relación de camaradería.

Mateo Gil, galardonado con dos premios Goya (guión de "Ágora" y dirección del corto "Dime que yo"), apuesta en "Blackthorn" por una historia sobre la amistad y los valores.

"Es un género profundamente moral. En él, los personajes se enfrentan a la vida y sus grandes temas en condiciones muy puras y simples, por lo que las decisiones a las que deben enfrentarse los personajes resultan no sólo dramáticas, sino ejemplarizantes", escribe
Gil, que debutó en largometrajes con "Nadie conoce a nadie" (1999).

Mare Winningham se une a Kate Winslet en Mildred Pierce

La actriz Mare Winningham, quien aparece en la octava temporada de 24, es la última incorporación al reparto de Mildred Pierce, miniserie escrita y dirigida por Todd Haynes que adapta la novela homónima de James M. Cain.

Esta nueva versión de la historia está protagonizado por Kate Winslet en el papel de una madre que se separa de su marido desempleado (Brian F. O’Byrne) y empieza a trabajar de camarera en Los Angeles durante la Gran Depresión mientras intenta ganarse el cariño de su caprichosa hija Veda (Evan Rachel Wood).

Winningham interpretará el papel de Ida Corwin, una amiga de la protagonista.

La novela de James M. Cain ya fue adaptada al cine en 1945 en una película dirigida por Michael Curtiz con Joan Crawford en el papel principal, interpretación que le valió un Oscar.

Murió la actriz Dixie Carter, protagonista de la serie "Designing Women"

La actriz Dixie Carter, protagonista de la serie televisiva "Designing Women" y destacada por su papel secundario en "Desperate Housewives", murió en un hospital de Houston a los 70 años, informaron hoy fuentes allegadas a la familia.

La actriz, quien soñaba de joven ser cantante de ópera, había comenzado su carrera en la comedia musical en Broadway convirtiéndose luego en cantante de cabaret.

Pero el éxito le llegó gracias a la televisión en las décadas de 1980 y 1990, gracias a la serie
"Designing Women", donde interpretaba el papel de la directora de un grupo de decoradoras de Atlanta devota de las causas liberales.

Carter se alzó con una candidatura al Emmy (los Oscar de la televisión) con la participación en algunos capítulos de otra serie televisiva exitosa,
"Desperate Housewives", en el rol de la suegra de Bree Hodge (interpretada por Marcia Cross).

11 abril 2010

Sex and the City 2, de visita por el mundo árabe

Sarah Jessica Parker y sus amigas de Manhattan llevarán sus poses sexy a una nueva ciudad: Abu Dhabi. Para la segunda entrega cinematográfica de la exitosa serie de HBO Sex and the City, el cuarteto de mujeres glamorosas se trasladará a la ciudad de Medio Oriente. Aunque, según contó su protagonista, Sarah Jessica Parker, en la convención de Las Vegas que reúne a los dueños de cines de los Estados Unidos; aunque la mayor parte del film transcurre en Nueva York, el viaje de las amigas a la ciudad árabe presentó un inusual desafío para la producción: "¿Cómo puedes sostener la idea de que la moda es un componente esencial de esta historia y, al mismo tiempo, llevarla a una cultura que te obliga a cubrirte?".

La respuesta llegará a los cines del mundo el próximo 27 de mayo, pero ya se filtraron algunos detalles argumentales. Por ejemplo, que el cuarteto viaja a Medio Oriente con la excusa de la filmación de una película protagonizada por el ex novio de Samantha (Kim Catrall). Por su parte, Carrie (Parker) se encontrará con su ex novio Aidan (John Corbett), casualidad que hará tambalear su matrimonio con Big (Chris Noth). Además, el ama de casa y madre perfecta Charlotte (Kristin Davis) comenzará a cuestionar su lugar en el mundo y lo mismo hará Miranda (Cynthia Nixon). Según Michael Patrick King, director y guionista del film, esta segunda entrega contestará, a su manera, la pregunta del millón: ¿habrá bebe para la independiente Carrie?.


En Lost, la inmortalidad sólo es una maldición

En Lost , toda revelación trae aparejado un nuevo misterio. Incluso ahora, que a la serie que bien puede considerarse la más famosa e influyente del mundo (al menos si uno tiene Internet) le queda sólo media docena de capítulos para desentrañar un universo que se resiste a todos nuestros intentos de explicarlo como a otro ciclo de TV (y quizás a la larga se revele como otra cosa).

No hay mejor botón de muestra de la capacidad de Lost de englobar registros y géneros disímiles en sus redes misteriosas que el capítulo de anoche de la ficción, "Ab Aeterno" (algo así como "desde siempre"), en el que se reveló la historia de uno de sus personajes más enigmáticos, el inmortal Richard Alpert.

Para quienes no lo hayan visto aún y vayan a hacerlo en su repetición (el domingo, a las 11 y 21, por AXN), mejor dejar de leer en este punto. Porque la forma en la que Alpert se convirtió en el consejero de los Otros y mano derecha de Jacob, el "guardián" de la isla, estaba muy lejos de las teorías que pretendían explicar su lugar de preeminencia. Incluso las del propio Néstor Carbonell, quien interpreta al personaje en el programa. "Ni yo sabía quién era en realidad, porque no nos cuentan esas cosas -explica, vía telefónica-. Y estoy muy feliz, porque no podía estar más equivocado. Yo pensé que había nacido en la isla, hasta que era una especie de emanación corpórea de ella, hasta creí que su inmortalidad venía del hecho de que los habitantes del lugar envejecían más lento allí. ¿Puedes creerlo? Es imposible descubrir qué piensan los libretistas acá".

Saltando de la épica romántica a la disquisición metafísica, Lost mostró cómo Alpert fue en su vida previa un pobre campesino de Tenerife a mediados del siglo XIX, encarcelado por matar accidentalmente al médico que se había negado a salvar a su esposa, que es vendido como esclavo y naufraga en la isla a bordo del Black Rock, el barco encallado en el que hace pocos episodios quiso suicidarse -y no pudo- tras convencerse de que Jacob le había mentido acerca de su misterioso "plan".

"Me encantó descubrir que no era quien estaba a cargo de todo. Los autores tomaron un personaje mítico y lo hicieron humano: es alguien que siente que debe expiar sus pecados por toda la eternidad y que, a la vez, no se resigna a haber perdido a su mujer", explica el actor nacido en Nueva York, que con este capítulo se dio el gusto de actuar por primera vez en español.

El episodio también sirvió para conocer la primera explicación acerca de la naturaleza de la isla y para descubrir algo más de las reglas que rigen la dinámica entre el justo Jacob (Mark Pellegrino) y el tramposo Hombre de Negro (Titus Welliver). Pero, como decíamos antes, la revelación sólo trae otras preguntas. Interrogantes que Lost se está tomando todo el tiempo del mundo en responder.

¿Es la isla verdaderamente el corcho metafísico que evita que el mal se derrame por el mundo, como le explica Jacob a Richard? Si es así, ¿cuál es la botella que lo contiene? ¿Por qué el rubio guardián es capaz de conceder el deseo de Richard de no morir, pero no el de perdonarle sus pecados o devolverle a su esposa? ¿Ha habido antes otro Jacob, otro Richard y otro Hombre de Negro? Carbonell promete que éstas y otras preguntas -las centrales, como ¿qué es Lost ?- serán respondidas de forma "alucinante". Aunque ni él sabe exactamente cómo: "Estamos filmando el último capítulo, pero no me dieron el guión completo, sólo la parte de mi personaje. Nadie, ni siquiera el director, vio aún las últimas siete páginas, donde está el verdadero final".

Mientras cada fanático piensa en lo que significaría hacerse de esas carillas, Carbonell aquieta las aguas -o no- con otra revelación. "Voy a ser muy honesto: a mí me encantó quién eligieron para reemplazar a Jacob. No puedo estar seguro de que ésa sea la decisión final, dado que no están esas benditas páginas, pero sí me encantó cómo lo resolvieron, tanto como actor como fanático. Es más: puedo garantizarles que en todos los capítulos, a partir de éste, y especialmente en el número 15, habrá respuestas para todo y para todos." Habrá que creerle. O reventar

The Pacific : El frente menos filmado de la guerra

Olvídense de Europa, de Hitler, de Mussolini y los nazis. La guerra de ustedes será en el Pacífico, contra el Imperio del Japón". Las palabras que reciben los Marines, alistados para combatir durante la Segunda Guerra Mundial son la clave de The Pacific, la miniserie de diez capítulos que estrena hoy HBO y que irá todos los domingos a las 21.

Nombres como Guadalcanal, Iwo Jima y Okinawa son referencias al horror que experimentaron los soldados norteamericanos destinados a combatir en el Pacífico, frente a un enemigo implacable. "Cuando ustedes usaban pañales, los japoneses ya estaban peleando", dice un alto mando frente a la mirada atónita de muchos jóvenes inexpertos que corrieron a alistarse en las fuerzas armadas movidos por un heroísmo romántico y sin imaginar lo que les esperaba en esas lejanas islas.

Filmada en Australia y producida por
Tom Hanks, Steven Spielberg y Gary Goetzman (el mismo equipo de Band of Brothers), la trama se centra en las historias de tres infantes de Marina, Robert Leckie (James Badge Dale), Eugene Sledge (Joe Mazzello) y John Basilone (Jon Seda), quienes escribieron sus propias vivencias de la guerra.

El soldado Leckie se crió en Nueva Jersey, con siete hermanos, escribía sobre deportes y formó parte del Segundo Batallón como ametrallador. El sargento John Basilone fue uno de diez hijos de padres inmigrantes italianos y campeón de boxeo. Y Eugene B. Sledge, de familia acomodada de Alabama, hijo de un médico y con un problema cardíaco, que a pesar de la negativa de su familia se enroló como soldado. Sus historias, entreladazas con las de sus compañeros, sirven como hilo conductor para mostrar el miedo, el tedio y las condiciones extremas bajo las cuales combatieron poniendo a prueba su condición humana.

The Pacific muestra las batallas físicas, mentales y emocionales que forman parte de todas las guerras."Es una visión de la guerra completamente diferente; conocemos lo que sucedió en Europa pero la guerra en el Pacífico fue salvaje y brutal, y se peleó en un territorio desconocido", dice Tom Hanks, en su rol de productor. "Ir al Pacífico era un misterio, a un lugar al que nunca habían ido ni habían imaginado.La mentalidad de los soldados era otra: iban a vengarse contra las japoneses por el ataque a Pearl Harbour. La experiencia física fue ardua, en selvas y atolones, sin infraestructura. Era un paisaje extraño. Queríamos mostrar los efectos, a su regreso. La pregunta es ¿cómo hicieron para pasar por todo esto y volver recién en 1946 y seguir con sus vidas?", describe Hanks. "Fue difícil para todos ellos. Yo no puedo parar de preguntarme cómo volvieron a una vida normal después del Pacífico"

Cameron anuncia que la secuela de 'Avatar' tendrá imágenes de la Amazonía

El director de cine James Cameron anunció este domingo que en la secuela de "Avatar", la película más taquillera de la historia, habrá imágenes tomadas en la Amazonía brasileña.

"Vamos a tener tomas de la Amazonía brasileña, pero no desplazaremos un equipo grande grabación", comentó Cameron en unas breves declaraciones a periodistas tras iniciar en São Paulo una siembra mundial de árboles.

Cameron plantó un pié de Pau-Brasil, el árbol que da el nombre al país suramericano y que se encuentra en vía de extinción en el Parque de Ibirapuera de Sao Paulo.

El cineasta ya había descartado grabar la secuela de su taquillera película de ficción en alguna selva real, por el impacto ambiental que tendrían las grabaciones.

Por ello, y al igual que en la primera parte de la saga, 'Avatar 2' se grabará en una "selva vacía", creada con efectos de animación digital en una sala de grabación, combinada con unas pocas tomas reales del verde amazónico.

Cameron, quien se encuentra en Brasil desde hace dos semanas y participó en la ciudad amazónica de Manaos del Foro Internacional de Sostenibilidad de la Amazonía, junto al ex vicepresidente estadounidense Al Gore, dio comienzo este domingo en Sao Paulo a una campaña mundial de siembra de árboles promovida por el equipo de 'Avatar'.

La campaña ecologista liderada por Cameron es una iniciativa de Twentieth Century Fox Home Entertainment, productora de la película, y del movimiento Earth Day Network (Red del Día de la Tierra), y tiene como meta sembrar un millón de árboles en quince países hasta el final de este año.

El cineasta estuvo acompañado por su esposa, la actriz estadounidense Suzy Amis, y por Sigourney Weaver, una de las protagonistas de la película nominada al premio Óscar 2010 y que ha recaudado hasta ahora 2.700 millones de dólares en taquilla, cifra que ha superado el récord que ostentaba otra de sus películas, 'Titanic'.

10 abril 2010

Arrastrame al Infierno : El precio de la ambición

Debe ser más difícil de lo que parece. Uno ve Arrástrame al infierno, que parece una simple y efectiva película de terror de mediano presupuesto, y se pregunta por qué ya no se hacen más filmes así. No hay nada revolucionario en ella: una historia clásica de una mujer amenazada por fuerzas sobrenaturales, unos buenos sustos, algunos toques de comedia y listo. Efectivísima fórmula para una buena salida al cine.

Sin embargo, casi no existen. Las películas de terror o de superhéroes están tan anabolizadas que un filme de género donde los efectos especiales son relativamente pocos y lo que más llama la atención son los dientes podridos de una vieja gitana o ese vómito verde que larga en la cara de la protagonista se ve como un objeto extraño. Eso es este regreso de
Sam Raimi a sus orígenes: un ejercicio para tomar aire y después retomar la carrera del Hombre Araña.

O tal vez sea un mea culpa de su parte. La historia de una empleada que, buscando ascender un puesto en el banco en el que trabaja, decide negarle una prórroga en el pago de una deuda a una anciana enferma y así la obliga a perder su casa, podría leerse como una crítica a los años de Bush , una mirada sobre la crisis, la búrbuja inmobiliaria y el egoísmo y codicia de esos años infames. Pero también pueden verse como un reconocimiento, de parte de
Raimi, de haber hecho demasiadas concesiones en su carrera reciente (la tercera parte de El Hombre Araña no está ni por asomo a la altura de las anteriores) y haber abandonado "su humanidad", sus orígenes.

A Christine (
Alison Lohman, de Los tramposos y El gran pez), tras "humillar" a la anciana, el mundo se le vuelve inmanejable. Víctima de una maldición llamada Lamia (o tal vez sólo sea culpa), empieza a ser atacada en sueños (y no tanto) por la anciana, que la tortura de distintas maneras. Christine acudirá a un vidente -pese a los consejos de su novio, profesor universitario- e intentará seguir una serie de pasos para escapar de la persecución de la temida Lamia. ¿Podrá?

Raimi dosifica escenas de susto (más asquito que susto, a decir verdad) con otras viradas hacia la comedia. Y la película siempre se mantiene en ese territorio de pequeñas torturas, escapes y confusiones mientras que, paralelamente, la más "realista" historia de la pelea con un colega del banco por el bendito ascenso va complicándose con las cada vez más raras actitudes de la desesperada Christine. Arrástrame..., en un punto, no es más que una cara y muy entretenida película de Clase B. Pero una que cumple todo lo que promete. Literalmente

09 abril 2010

El Secreto de sus ojos

Juan José Campanella, junto a Marcelo Piñeyro y el fallecido Fabián Bielinsky, deben ser los realizadores argentinos que más y mejor se nutrieron del cine clásico estadounidense (Capra, Ford, Wilder). Y no sólo demostraron ser eruditos: supieron adaptarlo a la idiosincrasia local.

Con
El secreto de sus ojos el director de El hijo de la novia va a sorprender a más de un espectador. Se alejó del costumbrismo de Luna de Avellaneda y, como embebido del suspenso de los trabajos que suele ejercer en la TV estadounidense (House, La ley y el orden) alumbró un filme que combina a la perfección film noir, drama romántico, thriller, su acostumbrado humor y hasta el costado histórico, político y social.

El director adaptó junto al autor
Eduardo Sacheri la novela La pregunta de sus ojos, pero la cambió: el personaje femenino (Irene) tiene más peso y afectó resoluciones de algunas situaciones

Espósito (cuarta colaboración de
Ricardo Darín con Campanella) trabaja en un Juzgado en lo correccional de instrucción en la Capital, cuando por 1974 debe investigar la violación y asesinato de una joven. El marido, Morales (Pablo Rago) está hundido en la desesperación -tiene sus "ojos en estado de amor puro"-, espera que atrapen al criminal y le den cadena perpetua. Espósito trabaja con Sandoval (Guillermo Francella) y su superior es la doctora Irene (Soledad Villamil), de novia y comprometida, y de otra clase social, de quien está perdidamente enamorado. Cualquier parecido con lo que siente Morales no es pura coincidencia.

La acción va y viene de los '70 a 25 años más adelante, cuando Espósito, ya jubilado, desee escribir una novela sobre "la causa de Morales" y renueve la investigación. La pasión está en el fondo de todo.

Campanella es uno de los mejores dialoguistas del cine argentino, y sabe resumir el sentimiento de sus personajes. Que si conmueven y logran identificación es porque son gente común. Gente como uno. "Era una chica divina, qué culpa tenía ella si no la pude querer", "Y sí, qué quiere que le diga, esta gente la Justicia se la pasa por el culo" (en pleno lopezrreguismo), o "No piense más... (Para) no tener mil pasados y ningún futuro" son frases grabadas a fuego en la película.

Campanella también es de los pocos que sabe dialogar fluido con el público. Haga comedia, cine costumbrista o drama. A los remates de sus líneas, El secreto de sus ojos le agrega momentos de auténtico placer: prepárense cuando vean el estadio de Huracán desde el aire para disfrutar un plano secuencia de 5 minutos exactos, que entra y sale del campo de juego y se mete por los rincones del Ducó; y, esencialmente, la escena del final.

Gran director de actores -hasta los secundarios se lucen-, a las habituales excelencias de
Darín y Villamil, que son el corazón del filme, se suman un Francella convincente en un papel diferente y un Rago que aquí es una revelación.

"¿Cómo se hace para vivir una vida llena de nada?", se pregunta Espósito. La respuesta correcta, en
El secreto de sus ojos

08 abril 2010

Una noche de solteros : ¿Que pasó ayer?

Hay que admitir un prejuicio. Uno va a una función privada de una comedia norteamericana (por más que se trate de Nueva Comedia Americana) sobre cuatro tipos que viajan a una despedida de soltero en Las Vegas y siente que está por ver algo que ya vio. Y no. No del todo. En ¿Qué pasó... hay, desde luego, gags basados en el descontrol y el desenfado. Pero también una estructura narrativa que funciona y trasciende el género; un humor -coherente con cada personaje- que por momentos descoloca, como debe hacerlo el humor; y treintañeros multidimensionales: patética, graciosamente humanos.

La historia se dispara por la desaparición de uno de ellos -el que está por casarse- y tiene una construcción elíptica: ambas características le otorgan al filme una conveniente intriga estilo thriller. Los cuatro amigos -en realidad, tres y el hermano de la novia, interpretado por Zach Galifianakis, un talento inescrutable- llegan a un hotel cinco estrellas, suben eufóricos a la terraza y se aprestan -con mayor o menor convicción- a lanzarse a una noche de piratas. Corte.
Todd Phillips muestra la habitación a la mañana siguiente. Vemos el plano de las piernas de una mujer que sale del cuarto.

El panorama de la resaca es por lo menos extraño. Stu (
Ed Helms), odontólogo sometido por su esposa, está tirado de cara al piso: alguien le extrajo un canino. Phil (Bradley Cooper), maestro y galán, tiene una pulserita de hospital en su muñeca. Alan, el hermano de la novia, un tipo de reacciones anómalas, informalmente hierático, entra en el baño y se encuentra con un tigre. Ah, además una gallina corre entre los muebles; en el ropero gimotea un bebé; y nadie encuentra a Doug (Justin Bartha). Apenas el comienzo de una serie de situaciones absurdas y misteriosas que se irán develando con el foco puesto en un humor ingenioso; y, también, en la parodia; y en el cálido antiheroísmo de los personajes.

La película tiene ráfagas sumamente irreverentes, políticamente incorrectas:
Galifianakis, el que supuestamente debe llevar esta "carga", se muestra tan sólido en su papel -de tipo insondable, excéntrico sin conciencia de serlo- que logra que ese humor no sea chocante sino meramente eficaz. El resto del elenco abunda en otros aciertos. Sumemos, ya que lo suyo no se trata de un simple cameo, al mismísimo Mike Tyson, con una panza irreconocible. El panorama suena más que tentador, ¿no es cierto? El final incluye una acertada y graciosa resolución reconstructiva de la historia.

Entre personajes que no se adaptan a la vida adulta ni matrimonial (y que
Phillips muestra sin juzgarlos) desentona que se resalte que la esposa de Stu le fue infiel. Alcanzaba con que fuera autoritaria para justificar la conflictividad de él. Es, tal vez, un detalle, pero de los que ponen a un filme en el filo del machismo

07 abril 2010

Winona Ryder prepara su retorno protagónico junto a Ron Howard

Tras varios años de papeles insustanciales en películas de poco éxito, la actriz estadounidense Winona Ryder, regresa a la primera plana de Hollywood con su presencia en el próximo film de Ron Howard.

Según la publicación de espectáculos "Entertainment Weekly", la intérprete de 38 años y originaria de Minnesota ha conseguido el papel de Geneva en la cinta de
Howard, llamada inicialmente "Cheaters" ("Tramposos"), una comedia que coprotagonizará con Vince Vaughn y Kevin James, y que comenzará a rodarse en mayo próximo en la ciudad de Chicago.

Fuentes de la publicación sostienen que
Ryder se impuso en las audiciones sobre actrices de renombre como Kate Beckinsale, Carla Gugino o Uma Thurman.

La cinta cuenta con guión de
Allan Loeb, autor de los textos de largometrajes como "21" o "Wall Street: Money Never Sleeps".

Según explicó la revista, no se trata de una clásica comedia romántica. La historia se centra en dos íntimos amigos (
Vaughn y James) y cómo cambia su relación cuando descubren la infidelidad de la esposa de uno de ellos.

En EE.UU. se habla de la trayectoria ascendente de
Ryder tras haber participado en películas como "Star Trek" (2009) y "Black Swan", el último trabajo de Darren Aronofsky.

Ryder, popular por sus papeles en "Beetlejuice" (1988), "El joven manos de tijera" (1990) o "Reality Bites" (1994), fue candidata al Oscar por "Le edad de la inocencia" (1993), rol por el que obtuvo un Globo de Oro, y por "Mujercitas" (1994).

Su próximo proyecto es la miniserie de la CBS
"When Love is Not Enough: The Lois Wilson Story", sobre la historia de la cofundadora de Al-Anon (alcohólicos anónimos).

Elizabeth Mitchell y sus sentimientos encontrados

Elizabeth Mitchell tiene sentimientos encontrados ante el inminente final de Lost , una serie que la tuvo como una de sus grandes protagonistas a partir de la tercera temporada. "En verdad, me siento feliz y triste al mismo tiempo, ahora que se aproxima la despedida. Feliz porque me considero una lectora voraz, y realmente disfruto cada vez que uno de los libros que estoy leyendo se aproxima al desenlace. Y también triste por el grupo con el que me tocó compartir tantas experiencias, porque se termina un tiempo compartido y cada uno de ellos afronta a partir de ahora caminos separados. Pero sigo muy cerca de muchos de ellos y eso es muy agradable", confiesa la actriz con un indisimulable dejo melancólico.

Antes de llegar a Lost y ponerse allí en la piel de Juliet Burke, la carrera de Mitchell estuvo siempre más cerca del drama y, en menor medida, de la comedia. Ahora, la identidad televisiva de la actriz está claramente asociada a la ciencia ficción, sobre todo desde que figura al frente del elenco de V. "La ciencia ficción siempre fue una de mis obsesiones. Cuando tenía siete años soñaba con trabajar en una serie o una película de este género. Por suerte me tocó interpretar a toda clase de personas en mi carrera, desde las más repudiables a las más angelicales. Y espero seguir así. Me atraen todas las manifestaciones de la psiquis humana", reconoce.

-¿Fuiste invitada a hacer algún cameo en este tramo decisivo de Lost ? ¿Vas a aparecer en el capítulo final?

-Sí, por supuesto

Comienza el rodaje de la aventura boliviana de Butch Cassidy

'Blackthorn', el filme que narra la aventura boliviana del célebre bandolero estadounidense Butch Cassidy, comenzó a rodarse en escenarios naturales que van desde paradisíacos valles hasta la agreste puna de Bolivia, informó el martes el coproductor de la película, Paolo Agazzi.

El filme recrea la vida de Cassidy en Bolivia y su retorno a Estados Unidos, mientras su compañero de fechorías, Sundance Kid, es mortalmente herido, tras un enfrentamiento con el Ejército en el poblado andino de San Vicente en 1908.

Agazzi, un director italiano de cine que vive en Bolivia desde 1975, dijo al diario La Prensa que en la película habrá "muchos caballos, mucho galope, mucha persecución (y) tiroteos, al clásico estilo de las películas del Oeste".

El protagonista del filme es el actor estadounidense Sam Shepard ('Black Hawk Derribado' y 'El diario de Noah'), como Cassidy, que compartirá escenario con la actriz peruana Magaly Solier, estrella de 'La Teta Asustada' y el irlandés Stephen Rea ('Ciudadano X' y 'Entrevista con el Vampiro').

06 abril 2010

V, Encuentros Cercanos

La ciencia ficción que vale la pena nunca se juega en la superficie. Porque detrás de la parafernalia, las naves espaciales, los extraterrestres y los hechos inexplicables, se esconde un comentario respecto de la actualidad, que puede ser todo lo provocador que los creadores quieran, gracias a su disfraz de entretención pura.

Y, aunque su aporte exacto al género está por verse, es por ahí donde se pueden explorar las lecturas más interesantes en V, la nueva serie sobre una invasión extraterrestre que estrena hoy Warner Channel y que emitirá los martes, a las 21 horas.

A su llegada, los "visitantes", como se autodenominan los extraterrestres, se presentan como una panacea. Ofrecen "dejarnos mejor de como nos encontraron", como define su líder. Pero incluso sin contar las intenciones destructivas secretas de los alienígenas, el costo, que muchos se muestran dispuestos a pagar, queda claro: la obediencia total y el sacrificio de muchas de las libertades y derechos democráticos. En el primer capítulo, de hecho, la primera víctima es la libertad de prensa. Vistas a la luz de la paranoia del terrorismo o de la delincuencia, que tiene a partes de la población dispuestas a sacrificar las libertades y derechos más básicos con tal de evitarse esos males, la metáfora no resulta para nada ajena.

El primer capítulo de V administra bien el clima de tensión y la sensación de que el peligro acecha, alimentando los paralelos con la cultura del miedo y usando un referente común a la serie ochentera en la que está basada esta producción: el aparato fascista pre Segunda Guerra Mundial. Además, contó con una producción envidiable para la TV.

El principal problema es que, entre alegorías, efectos especiales y la cantidad de información que incluyeron, se dejó de lado el desarrollo de los personajes, más allá de unas cuantas líneas que los dibujan a trazos gruesos. Y si eso no mejora con el correr de los capítulos, podría convertirse en el pecado inperdonable de V

05 abril 2010

Caso 39 : Horror en familia

Caso 39 podría haber sido original, revulsiva, y al menos en su elección argumental lo es: la violencia de padres sobre hijos suele tener menos prensa que la de género y víctimas aun más indefensas. En la apertura del filme, el alemán Christian Alvart despliega esta problemática y, a mitad de partida, practica un enroque imprevisto entre atormentados y atormentadores. Desde allí, intenta combinar el terror "familiar" -lo cotidiano cuando se vuelve extraño- con el sobrenatural, menos eficaz. Logra, sobre todo al principio, pasajes de suspenso y de horror psicológico. Después, abusa del cine de fórmula: hasta que todo atisbo de originalidad se desvanece.

Renée Zellweger interpreta a una asistente social -agotada, escéptica, un tanto anestesiada por la rutina- que de pronto siente una empatía especial con una nena de diez años (gran trabajo de Jodelle Ferland) a la que intuye maltratada por sus padres. Los niños, en esas situaciones (que corren el riesgo de repetir de adultos), no suelen tener el beneficio de la palabra ni la opción de la ruptura de lazos: el personaje de Zellweger intenta suplir esas imposibilidades ajenas. Pero su propia historia de vida, no muy feliz, hace que todo sea más complejo.

Un giro posterior, que dará vuelta la trama, ubicará a los adultos en situaciones de horror ante niños: en algún momento veremos a
Bradley Cooper, en el papel de un psicólogo, y a la propia Zellweger jaqueados -aterrados- por pequeños. En el caso de ella, al punto de una transformación violenta. Es una pena que la inclusión de elementos diabólicos, y la utilización de recursos muy transitados en el género, vayan haciendo cada vez más previsible al filme. Y que terminen por adueñarse de él.

Un caso de posesión, pero cinematográfico. Es evidente que la incursión norteamericana le quitó espíritu innovador a
Alvart. Y que su decisión -¿temerosa, obligada?- de mezclar clichés de distintas ramas del cine de terror le anuló las chances de ir a fondo con la violencia familiar ejercida sobre niños, una cadena más temible que el demonio. La (oscura) idea de que sólo pueden causarnos un mal extremo aquellos que amamos

Una noche fuera de serie : Steve Carell y Tina Fey están desaprovechados en el filme.

El proyecto sonaba atractivo. Porque tanto Steve Carell como Tina Fey son dos muy buenos comediantes. Surgidos en la televisión estadounidense, él aún en The Office, ella en 30 Rock, o ambos en distintos momentos en Saturday Night Live, cuna de talentos humorísticos. E inclusive ellos se han destacado al escribir sus propios libretos -en particular Fey en SNL.

Pero no. En
Una noche fuera de serie el humor, cuando hay situaciones que rondan la sonrisa, no es original ni inteligente, sino tirando al doble sentido más básico y ramplón. Ni siquiera en los créditos, con los outtakes, las tomas que quedaron afuera por distintos errores, motivan una mueca.

Los Foster, Phil y Claire, son un matrimonio aburrido de New Jersey que van a cenar a un restaurante top en Manhattan, sin reservaciones. Y aprovechan que los Tripplehorn no aparecen al llamado de la maitre, se hacen pasar por ellos y se sientan a degustar el menú.

Comedia de situaciones entre absurdas y equívocas, los Tripplehorn estaban chantajeando a un fiscal de distrito, por lo que unos policías que trabajan para un mafioso están tras ellos para que les den la prueba que incrimina al funcionario. Y así a los Foster les pasa más o menos de todo, y más o menos todo lo que usted ya vio en infinidad de comedias de este estilo, o algo parecido.

La película del director
Shawn Levy se asemeja más a su Recién casados que a Una noche en el museo o Más barato por docena. Lo que tuvo en cuenta, y termina a su favor, fue la selección para cubrir papeles secundarios a unos cuantos famosos, que no vamos a revelar aquí, porque el espectador se perdería el efecto sorpresa.

Una noche fuera de serie pudo ser un nuevo vehículo para potenciar aún más a Carell y dar a conocer a Fey al gran público fuera de los Estados Unidos. Pero el resultado es tan poco afortunado que como consuelo queda verlos en la tele, donde sí exponen sus mejores recursos

04 abril 2010

Woody Allen vuelve a París, junto a Carla Bruni

Como suele ocurrir con sus films, aún no hay un título, pero los rumores vuelan en Francia sobre el papel que tendrá la primera dama de ese país, Carla Bruni, en el nuevo largometraje de Woody Allen, que se rodará en París en los próximos meses. Se sabe que será una comedia romántica y que entre los protagonistas estarán Marion Cotillard, ganadora del Oscar por La vida en rosa, Owen Wilson y la ascendente Rachel McAdams, protagonista junto a Robert Downey Jr. de Sherlock Holmes (Wilson y McAdams ya habían trabajado juntos en Los rompebodas).

Según informó el periódico New York Daily News, la ex modelo y cantante espera "lo peor" de su esperado debut cinematográfico. Aparentemente, Bruni fue felicitada por los asistentes a una fiesta en Manhattan por decidirse finalmente a hacer una película. La primera dama los corrigió diciendo que, en realidad, era Woody Allen quien estaba haciendo una película. Y ella sólo participaría en ella, pero no como Bruni Sarkozy. "Es un personaje muy bueno, no sólo una aparición. Pero si actúo mal, seguramente me cortará de la película", dijo a las fuentes del periódico.

Allen aún tiene pendiente de estreno You Will Meet a Tall Dark Stranger, con Antonio Banderas, Josh Brolin, Anthony Hopkins y Naomi Watts, que podría verse por primera vez en el Festival de Cannes, el mes próximo. Este proyecto parisino había sido postergado por falta de financiamiento, pero incentivos fiscales en la capital francesa permitieron ponerlo en marcha nuevamente.

El cineasta volverá a ponerse al frente de una producción de capitales españoles, como fue el caso de Vicky Cristina Barcelona, que le ganó el Oscar a Penélope Cruz

03 abril 2010

"Recuérdame" : El galán de "Crepúsculo" se prueba en un rol dramático.

A todo actor al que el éxito le llegó de la mano de una superproducción hiperpopular también le llega el momento de probarse a sí mismo y demostrar realmente qué es aquéllo para lo que es capaz. El londinense Robert Pattinson (23), que es conocido por Edward en la saga Crepúsculo, decidió seguir en la línea romántica, pero mucho más dramática. Y no sólo se atrevió a protagonizar al hermano de un joven suicida en Recuérdame, sino que también puso su nombre detrás de la producción.

Lo que se dice doblar la apuesta.

Pero
Pattinson no es el único. La australiana Emilie de Ravin (Claire Littleton en Lost) también se la juega con un personaje sufriente: de niña, en un andén del subte, ve cómo asesinan a balazos a su mamá.

Pero
Recuérdame es más que el encuentro de dos almas en continua pena que se conocen en un encuentro más o menos forzado. Es que si Tyler se lleva horrible con su padre divorciado (Pierce Brosnan) desde la muerte del hermano, Ally tiene una relación peor con su padre policía (Chris Cooper, más que habituado a papeles agrios desde Belleza americana).

En síntesis, Tyler y Ally pertenecen a familias destrozadas por la muerte trágica de alguno de sus miembros, que los marcará de por vida... hasta un final igualmente trágico.

Recuérdame es de las películas en las que las redenciones están a a la vuelta de cada esquina o página del guión. Con personajes que rondan los veinte años y aún tienen arranques de adolescentes -el público al que está destinada en primer término-, lo llamativo es que Pattinson optara por un drama romántico, con más drama que amor.

Allen Coulter, que hace su primera película tras un vasto background en la TV, supo orientar a Pattinson, quien esta vez no muestra su rostro atribulado con los ojitos entrecerrados. Con algunos papeles totalmente desdibujados -el de Lena Olin, como la madre de Tykler, y el de su nueva pareja son ceros a la izquierda, o el del compañero de departamento de Tyler, todo un clisé del gracioso-, salva lo suyo Ruby Jerins como la hermanita de Tyler, sufrida y maltratada por sus compañeritas de colegio.

Las fans de
Pattinson, de parabienes, se encontrarán con un drama como Hollywood no suele atreverse a hacer

02 abril 2010

The Private Lives of Pippa Lee

Rebecca Miller -hija del mítico Arthur Miller- ha construido una más que interesante carrera como escritora, actriz, guionista y realizadora. Tras dirigir Angela, Intimidades La balada de Jack y Rose , esta mujer de 47 años casada desde 1996 con y Daniel Day-Lewis filmó The Private Lives of Pippa Lee , película que tuvo su estreno mundial en la sección oficial del Festival de Berlín de 2009 .

Miller contó con un impresionante elenco (Robin Wright Penn, Keanu Reeves, Alan Arkin, Maria Bello, Winona Ryder, Julianne Moore, Mike Binder, Zoe Kazan y Monica Bellucci) para esta tragicomedia que describe con gran sensibilidad, humor y negrura las múltiples facetas de la dura vida de la Pippa Lee del título original (notable interpretación de Wright Penn), esposa de un exitoso editor literario mucho mayor que ella (Arkin), desde su juventud llena de excesos hasta su romance en la adultez con un hombre más joven (Reeves).

Basada en una novela escrita por la propia directora, Vidas privadas de gente famosa tuvo un amplio recorrido por el circuito de festivales y de salas de arte de todo el mundo. Ahora, es el turno de que los cinéfilos disfruten de las diversas facetas de una artista que desde hace ya bastante tiempo ha trascendido el estigma ser "la hija de" una figura de las dimensiones de Arthur Miller.


The Bounty Hunter: Otra historia de perros y gatos

De parejas que se aman y se odian al mismo tiempo está colmada la historia de Hollywood. Desde clásicos como Ayuno de amor ( His Girl Friday ) hasta títulos más recientes como Dos pájaros a tiro, El amor cuesta caro o Sr. y Sra Smith , ha habido decenas de variaciones en el cine. El caza recompensas es una más, aunque tiene poco de variación (no es la primera vez que se intenta aderezarla con algo de intriga policial) y confía excesivamente (como ya sucedió en otros casos) en el atractivo de su pareja protagónica. Aquí la responsabilidad corre por cuenta de Jennifer Aniston y Gerard Butler, que ponen su oficio y su buena presencia pero raramente establecen entre ellos la química indispensable para que la receta funcione.

Porque aquí, a falta de inventiva, todo es receta. Aniston es Nicole, una periodista del Daily News especializada en investigaciones, trabajo que suele tomar tan a pecho que ha sido una de las causas de su fracasado matrimonio con Milo. Este (Gerald Butler, claro), ha perdido su lugar en la policía de Nueva York y ahora emplea sus malgastadas dotes de detective en pescar fugitivos y cobrar recompensas. Cualquiera puede sospechar que, para que haya encuentro entre los dos y muchos rounds más de la vieja pelea que parecía terminada, es necesario que ella sea buscada por la Justicia (la causa es poco más que una infracción de tránsito) y que por ese motivo se convierta para él en una presa que le rendirá dólares. Se viene, claro, una persecución. La primera; habrá muchas otras, implacables, derivadas de la pasión periodística de la chica: en lugar de presentarse ante la Corte el día en que había sido citada, se entusiasma con un caso de suicidio que le huele mal y sólo consigue echarse encima a una banda de narcotraficantes que quizá tiene conexión con policías corruptos.

A falta de ingenio (apenas hay esporádicos momentos humorísticos), el director Andy Tennant aplica el recurso del vértigo, si bien -ya se sabe- el ritmo no tiene nada que ver con la velocidad. Y entre tanta corrida, desatiende el núcleo romántico de la historia y desaprovecha la gracia de algún personaje secundario como la madre que encarna Christine Baranski. En cambio no se olvida de mostrar lo bien que se la ve desde atrás a Aniston cuando camina con faldas ajustadas y tacos altos. Total: un entretenimiento muy menor.