Se produjo un error en este gadget.

27 enero 2006

La venganza de Mary-Lousie Parker


En "Weeds" Mary-Louise Parker ("Tomates verdes fritos", "Angels in America") es Nancy, una mujer que tiene una vida casi perfecta. Con matrimonio sólido, dos hijos y una bonita casa en los suburbios incluida. Todo marcha perfecto hasta que su marido se muere y su vida de postal se desmorona. Y ahí los dilemas pasan de cómo tratar de ser la madre y esposa ejemplar, a cómo mantener su estilo de vida. Porque la hipoteca, el auto y la nana no se pagan solos. Así que Nancy no encuentra nada mejor que ponerse a vender marihuana. Tal cual.
Mary-Louise Parker, la actriz, sabe lo que es tener una vida perfecta que se cae a pedazos. En noviembre de 2003 se hizo tristemente famosa en los tabloides estadounidenses cuando Billy Crudup ("Casi famosos", "Un gran pez") la dejó por Claire Danes ("Terminator 3", "Romeo + Julieta"), una actriz 15 años menor. Nada nuevo en Hollywood. El asunto no hubiese llamado tanto la atención si la actriz que fue pareja de Crudup por siete años, no hubiese estado a dos meses de tener el primer hijo de ambos.

Con esos antecedentes, no es de extrañar que Parker sea tan convincente en el rol de una madre que es capaz de romper la ley por sus hijos. Tan bien lo hace, que la actriz de 41 años superó a las cuatro protagonistas de "Desperate housewives" y se quedó con el Globo de Oro a Mejor Actriz de Comedia. Toda una sorpresa, porque se trataba del caso televisivo de David contra Goliat. "Desperate..." es el programa estrella del canal más exitoso del momento en Estados Unidos, mientras que "Weeds" es sólo un programa aventajado en Showtime, un canal de suscripción que es conocido por "no ser HBO". Tan poca fe se tenía la actriz, que ni siquiera tenía un discurso de agradecimiento preparado. Estaba convencida de que Felicity Huffman (Lynette en "Desperate...") iba a quedarse con el galardón, como ya había hecho en los premios Emmy el año pasado.

Pero no todo el mérito es de Parker, sino que del mundo creado por Jenji Kohan. Porque Nancy no es una dealer cualquiera, es una madre preocupada y por eso su gran regla es no venderle marihuana a menores de edad. Tanto así que extorsiona a su competencia para que deje de hacerlo. Y los personajes secundarios de la serie también tienen interesantes vidas ocultas. Uno de los más fieles compradores es Doug (Kevin Nealon, "Saturday night live"), el contador de Nancy que aparte es candidato a concejal. Celia (Elizabeth Perkins, "Quiero ser grande"), la vecina, es una mujer con buenas intenciones pero métodos más que cuestionables. Como ejemplo: para que su hija deje de tener kilos de más, le cambia los chocolates que tiene escondidos en su pieza por una tonelada de laxantes. También está Conrad (Romany Malco, "Virgen a los 40"), el hijo de la proveedora de Nancy. Un afroamericano que le da recetas a la protagonista para que pueda ampliar su negocio y no se quede simplemente en la venta de hierba. ¿Ejemplos? Brownies, pan y una serie de productos culinarios que dejarán alucinados a sus clientes.

¿Y si todos tienen tantas ganas de hacer el bien, no sería más fácil que lo hicieran en serio y dejaran, a lo menos, de vender marihuana para ganarse la vida? Claro. Pero si Nancy fuera la vendedora más vieja de Gap - la única otra opción que ve como trabajo remunerado- la serie no sería tan entretenida ni ella tendría tantos problemas. Y lo peor: no podría vivir en un barrio como en el que vive ahora, con juegos de golf y martinis, como dice el tema principal de la serie "Little Boxes" de la estadounidense Malvina Reynolds. Y aquí viene el dato freak: ponga atención a esa canción, porque fue la que sirvió de inspiración para nada menos que "Las casitas del barrio alto" del cantautor Víctor Jara