Se produjo un error en este gadget.

17 enero 2006

La alfombra roja durante los Golden Globe

Una incesante muestra de poses y muecas de actores y actrices de Hollywood, de cine y de televisión precedió la 63a. edición de los Globos de Oro, donde sólo unas pocas estrellas vestidas de gala concentraron los focos de la alfombra roja, muy a pesar de las caras nuevas que buscaban su minuto de gloria.

Entre las preferidas por los 'flashes' están Sarah Jessica Parker, la estrella de 'Sex and the city', con un vestido negro clásico, y las esbeltas protagonistas de 'Desperate Housewives' Teri Hatcher, con un modelo dorado con la espalda desnuda, y la pelirroja Marcia Cross, con un largo traje naranja a tono con el de su compañera Eva Longoria.

El actor, director y productor George Clooney, con cuatro nominaciones por sus papeles en 'Syriana' y por 'Good Nigth, and Good Luck', primer premiado de la noche por el 'thriller' sobre la política y la industria petrolera, fue uno de los que tardó más de una hora en recorrer la alfombra de unos 1.000 metros hasta el hotel, acechado por la prensa y las fans.

Mientras Matt Dilon, Johnny Deep o el elenco en pleno de la exitosa serie 'Will and Grace': Debra Messing, Eric McCormack, Lily Tomlin y Sean Hayes intentaban esquivar a los periodistas para llegar al salón donde los esperaba una 'glamourosa' cena, otro grupo de jóvenes actores casi hacían piruetas para llamar la atención de algún objetivo o micrófono.

Así, una espigada morena asiática, con medidas de modelo y vestida con un ajustado traje púrpura, sonreía mirando a todos los medios, se presentaba como "Kimberly, encantada de conocerles", sin lograr cerrar ningún encuentro mediático.

Otros aspirantes a papeles estelares, que han dado sus primeros pasos en la industria pero van a por más, iban un poco mejor dotados: una agente los seguía, aparentemente preocupada porque su cliente concretara alguna foto en alguna publicación de la industria.

Este grupo de actores que aguardan su cuarto de hora fueron los primeros en pisar la alfombra que este lunes conducía al gran salón del hotel Hilton Bevery Hills, y también los últimos en empezar a caminar hacia la 63a. ceremonia que celebra la prensa extranjera de Hollywood y que reúne lo más florido de los hacedores del séptimo arte y también de la televisión.

Además son considerados como la antesala de los Oscar, que se entregarán el 5 de marzo en Los Ángeles.

Una vez sentados, en mesas redondas organizadas generalmente por elencos de las producciones, con vino y champán que corre de un lado a otro, "pues si se puede se deja algún material de nuestros clientes a los productores", confiesa sin dar su nombre una joven agente de prensa de estrellas que están por nacer