Se produjo un error en este gadget.

21 enero 2006

El Jardinero Fiel, pronto en los cines peruanos

La aguda dirección del brasileño Fernando Meirelles -Ciudad de Dios (2002)- se une a la pluma experta en conspiraciones de John Le Carré en El Jardinero Fiel, un filme que mezcla suspenso, denuncia y acción con una conmovedora historia de amor.

Basado en la novela homónima de Le Carré, protagonizado por Ralph Fiennes (El Paciente Inglés) y la ganadora del último Globo de Oro a la mejor actriz de reparto, Rachel Weisz (Constantine), el filme encabeza la lista de candidaturas para los premios de la Academia Británica de Cine (BAFTA) con 10 nominaciones, entre las que se cuentan mejor película, mejor dirección, actriz, actor y guión adaptado, entre otros. La cinta debuta en salas peruanas en las próximas semanas.

La historia arranca en un remoto lugar al norte de Kenia, donde Tessa Quayle (Weisz), la esposa del diplomático Justin Quayle (Fiennes), es brutalmente asesinada. Aunque se plantea la tesis de un crimen pasional -con rumores de infidelidades incluidos- lo cierto es que la mujer estaba a punto de descubrir un escándalo de la industria farmacéutica.

Los miembros del Alto Comisionado Británico creen que el apacible viudo dejará el caso en sus manos, pero éste está dispuesto a descubrir la verdad tras la muerte de su esposa. Es así como Quayle se adentra en una conspiración donde Dypraxa -el medicamento contra la tuberculosis que se prueba en la población de Kenia- juega un rol importantísimo a la hora de resolver el conflicto.

El productor independiente Simon Channing -nominado al Oscar por Secretos y Mentiras- leyó un ejemplar de prepublicación de la novela de Le Carré a fines de 2000 y de inmediato se contactó con el agente del escritor para que le diera la oportunidad de adaptarla al cine. El guionista y novelista Jeffrey Caine estuvo por más de dos años trabajando en el guión con ayuda de Le Carré, a quien cada cierto tiempo le enviaba borradores.

En 2002, con el estreno de Ciudad de Dios, Channing descubrió al realizador Fernando Meirelles. El director de inmediato comenzó a estudiar Dying for Drugs, un documental que describe las prácticas farmacéuticas en algunos países en vías de desarrollo. Al respecto, comenta que lleva años interesado en el tema y que este filme es una oportunidad para informar a los consumidores. "La gran industria farmacéutica necesita del apoyo de la opinión pública y si ésta se moviliza tendrán que empezar a andar con más cuidado", dice.

En su novela, Le Carré critica el comportamiento y las prácticas comerciales de algunas empresas del rubro, demostrando que esa industria posee un potencial para hacer el bien y el mal.

En cuanto a la adaptación, Meirelles cuenta que "John Le Carré escribió una historia sobre un país en desarrollo y las compañías poderosas desde el punto de vista de una persona del primer mundo (...) y como habitante del tercer mundo me identifico más con los kenianos que con los ingleses".