Se produjo un error en este gadget.

30 enero 2006

Crash da la sorpresa y gana el premio del Sindicato de Actores


La victoria de Crash en la gala del Sindicato de Actores deja abierta la carrera por el Oscar aunque Brokeback Mountain lleva algunos premios de ventaja.

El éxito de Brokeback Mountain, un filme independiente que narra la historia de am
or de dos vaqueros, suena ya como una letanía en la temporada de premios de Hollywood.

Una letanía que se detuvo la noche del domingo cuando el actor Morgan Freeman concluyó la entrega de premios del Sindicato de Actores con un título nada habitual como ganador de la velada: Crash.

El filme dirigido por Paul Haggis es una historia coral en la que las vidas de diferentes personas de diversas razas y escala social se entrecruzan en una noche de Los Angeles.

"Eso sí que redefine lo que es un reparto. En total, 74 personas", recordó uno de sus protagonistas, Don Cheadle.

El premio al mejor reparto equivale en esta gala a lo que sería el premio a la mejor película en los Oscar.

Brokeback Mountain pasó en una sola ceremonia de ser el favorito, con cuatro candidaturas, a ser el gran perdedor, con su derrota en todas las categorías, desde mejor actor (Heath Ledger), mejor actor secundario (Jake Gyllenhaal) o mejor actriz secundaria (Michelle Williams).

VENCEDORES

En la categoría de mejor actor se alzó con la victoria Phillip Seymour Hoffman gracias a su interpretación del escritor Truman Capote en la película que lleva su nombre, Capote.

Paul Giamatti obtuvo el premio al mejor actor secundario por El Luchador y una embarazadísima Rachel Weisz se hizo con la estatuilla a la mejor actriz secundaria por su trabajo en El Jardinero Fiel.

Como mejor actriz la victoria fue para Reese Witherspoon por devolverle la vida a la cantante June Carter en Walk the Line.

CARRERA POR EL OSCAR

Los cuatro adelantan así posiciones hacia el Oscar, el galardón más codiciado de esta industria.

Aunque los premios del Sindicato de Actores no son los más respetados de la temporada, su voz es tenida en cuenta al representar a los actores, la rama más amplia de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Se trata de una carrera que cada vez tiene la meta más próxima.

El próximo martes la Academia madrugará para ofrecer a las 5:30 hora local de Los Angeles (13:30 GMT) el anuncio de sus candidaturas al Oscar.

Y el próximo 5 de marzo tendrá lugar la gala de entrega de las preciadas estatuillas en el teatro Kodak de Los Angeles.

Para entonces la suerte estará echada, pero en estos momentos cada premio cuenta.

Hasta el momento Brokeback Mountain ha obtenido cuatro Globos de Oro, incluido el de mejor drama, además del premio del Sindicato de Productores a esta producción y el del Sindicato de Directores para el taiwanés Ang Lee.

Pero como Lee conoce en sus propias carnes, estos galardones no siempre se traducen en una victoria en los Oscar.

Si bien 51 de los 57 ganadores del premio del Sindicato de Directores obtuvieron el Oscar semanas más tarde, en el 2001 Lee se quedó con el premio del Sindicato por El Tigre y el Dragón pero el Oscar se lo llevó Steven Soderbergh por Traffic.

Además no todos están contentos con la cinta.

A medida que aumenta el apoyo del público a nivel nacional también crecen las críticas hacia una cinta que habla de un tema tabú en uno de los géneros más típicamente norteamericano, el de las películas del oeste.

El presidente estadounidense, George W. Bush, evitó dar una respuesta cuando le preguntaron la pasada semana si pensaba ver la cinta.

Y la historia de los Oscar demuestra que hasta la fecha, en sus 78 años de historia, la Academia nunca ha elegido como ganadora una cinta centrada en una historia de amor homosexual.

Pero, puestos a recordar estadísticas, el Sindicato de Actores eligió en su pasada edición la cinta Entrecopas como la ganadora del premio al mejor reparto.

Semanas más tarde el Oscar a la mejor película se lo llevó Million Dollar Baby