Se produjo un error en este gadget.

05 octubre 2005

WALLACE & GROMIT Y EL CADAVER DE LA NOVIA PRONTO EN LOS CINES

La animación no es sólo cosa de chicos, ni de gente con escasa paciencia, y aquella que se realiza con stop motion, muñequitos de plastilina o títeres, demora años de esfuerzos para convertirse en un largometraje.

Paradójicamente, en apenas semanas conoceremos dos películas que vienen precedidas de elogios, aún más no sea por los antecedentes de los talentos involucrados. Llega Wallace & Gromit, la batalla de los vegetales, debido a Nick Park, y El cadáver de la novia, de Tim Burton.

Wallace & Gromit..., de Nick Park y Steve Box. El inventor y su compañero perruno, en su primera aventura en el cine —los cortos del animador inglés Park se han difundido por televisión— ahora son los genios detrás de la compañía Antipesto, dedicada a combatir plagas de famélicos conejos en su pueblito inglés.

Lo de genios se entiende: Gromit, el perrito, suele ser el cerebro y quien saque las papas del fuego cuando su dueño, Wallace, tiende a despistarse, algo sumamente frecuente. Aquí se entremezcla también el amor, porque una de las nuevas clientas de la empresa es la aristocrática Lady Campanula Tottington.

El mundo oscuro de Tim Burton —que ya se sumergió en la stop motion con El extraño mundo de Jack— aparece en todo su esplendor , si cabe el término, en El cadáver de la novia. Victor (voz de Johnny Depp) está por caer en un casamiento por conveniencia, y realiza, solo, sus votos en medio de un bosque, el anillo cae en una ramita que en verdad es el dedo del cadáver de una novia... De ahí en más, deberá compatibilizar con el mundo de los muertos.

Y también se vienen otras películas animadas para lo que resta del año. Cuando las clases de los chicos terminen se estrenarán Chicken Little, de Walt Disney Pictures, debida al mismo dúo responsable de Las locuras del emperador; una semana antes o después, Rayas, la cebra veloz, animalito que es abandonado por el circo en el que trabaja, en medio de una tempestad, mientras se trasladan en tren, y El maravilloso castillo en cantado, del maestro japonés Hayao Miyazaki, nueva fantasía romántica que combina magia y ciencia ficción, probablemente los primeros días de enero.

No habrá excusas, entonces, para sentirse chico otra vez y disfrutar a lo grande.