Se produjo un error en este gadget.

08 octubre 2005

THE LIFE AND DEATH OF PETER SELLERS

Cuando "The life and death of Peter Sellers" tuvo su première mundial, en mayo de 2004, en el marco de la competencia oficial del Festival de Cannes, no tuvo una recepción demasiado efusiva. Sin embargo, ya alejada del ruido y del glamour de aquel estreno en la Costa Azul, esta película dirigida por el jamaiquino Stephen Hopkins ("Garras", "Bajo sospecha") surge como un interesante acercamiento biográfico a la caótica y atrapante existencia del talentoso actor cómico inglés fallecido a causa de un ataque cardíaco en 1980, cuando tenía apenas 54 años.

Producida por las cadenas BBC y HBO para su lanzamiento televisivo (en varios países, sin embargo, tuvo un estreno comercial en cines), "The Life and Death of Peter Sellers" resultó finalmente uno de los proyectos más galardonados de la temporada 2004, con nada menos que 9 premios Emmy (incluidos los de mejor telefilm, mejor director y mejor actor para la caracterización del australiano Geoffrey Rush) sobre un total de 16 nominaciones, además del Globo de Oro a la mejor producción del año y, nuevamente, la estatuilla para su protagonista.

El film -que el sello AVH lanzará directamente en VHS y DVD- comienza con el éxito de "The Goon Show", programa de la BBC que lo lanzó a la fama, y luego recorre los hitos de su prolífica y multifacética carrera radial, actoral y musical, así como su controvertida vida marcada por el costado maníaco-depresivo, esquizofrénico, tiránico, violento y autodestructivo de su personalidad, que incidió en las relaciones con sus dos hijos y con dos de sus cuatro esposas, interpretadas en esta biopic por Emily Watson y Charlize Theron.

Rush encarna con mucha convicción, fuerza y ductilidad -aunque también con algunos excesos- al protagonista de la saga de "La Pantera Rosa" y de "Dr. Insólito", mientras que John Lithgow da vida a su amigo, director y compañero de rutas Blake Edwards; Stanley Tucci, a Stanley Kubrick; Sonia Aquino, a Sofia Loren; Heidi Klum, a Ursula Andress, y Nigel Havers, a David Niven. Un verdadero seleccionado internacional para un film que resume una parte importante de la historia del cine y se acerca, con más aciertos que fracasos, a una figura insoslayable de la comedia como fue Peter Sellers