Se produjo un error en este gadget.

09 setiembre 2005

FESTIVAL DE TORONTO PRESENTA FILMES OSCARIZABLES

El Festival de Cine de Toronto es un hervidero de rumores sobre las posibles candidaturas a los Oscar, y ya suenan nombres como "Walk the Line", la biografía de Johnny Cash; el melodrama "Elizabethtown" o el drama "North Country".

Todavía quedan seis meses para la gran fiesta del cine de Hollywood pero en el segundo día del Festival Internacional de Cine de Toronto, los nombres de posibles candidatas a las preciadas estatuillas ya han empezado a volar en las filas de los cines, las columnas de los medios de comunicación y las agendas electrónicas de los ejecutivos.

Que el codirector del festival, Noah Cowan, destaque que la muestra de Toronto -que no tiene carácter competitivo y que este año exhibe 335 películas de 52 países- es la línea de salida para aquellos filmes que compiten por los principales premios de la temporada no es extraño.

Pero desde los principales estudios de Hollywood hasta algunos de los más afamados críticos de cine, todos coinciden en que el Festival de Toronto es la catapulta perfecta para aquellos que quieren tener opciones de cara a los Oscar el próximo 5 de marzo.

Aunque Toronto celebra este año su trigésima edición, fue en 1999 cuando el festival empezó a labrarse la imagen del lugar donde se inician las candidaturas a los Oscar cuando "American Beauty" se convirtió en la sensación del público y posteriormente obtuvo los principales galardones de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

En 2004, la presentación en Toronto del filme "Ray", la biografía de Ray Charles protagonizada por Jamie Fox, creo tal conmoción en el Festival que la mayoría aseguró ya entonces el Oscar para el actor estadounidense.

Eso explica que Toronto se haya convertido en un destino para las estrellas de Hollywood.

Algunas acuden a la ciudad canadiense porque les gusta su vida relajada y ajena a la persecución que sufren en otras grandes ciudades, y otras porque los estudios las animan a venir para promocionar sus películas y mejorar sus opciones.

Este año los organizadores presumen que por el Festival pasarán más de 500 actores y directores.

La lista es interminable, pero los que no van a faltar son los que quieren acudir en marzo a Los Angeles.

En la prensa especializada los nombres que más se mencionan ahora mismo son los de Joaquín Phoenix por su interpretación del "hombre de negro", el cantante Johnny Cash en el filme "Walk the line" del director James Mangold, o la sudafricana Charlize Theron por su papel en "North Country".

Este drama, que relata los abusos que un grupo de mujeres sufren en la mina en la que trabajan en el norte de Minesota, defiende sus opciones a los Oscar no sólo gracias a la actuación de Theron -que ya consiguió una estatuilla en 2004 con "Monster"-, sino también por las de sus compañeras de reparto, Frances McDormand y Sissy Spacek.

Además, la directora del largometraje es la neozelandesa Niki Caro quien consiguió el respeto de la crítica y la aclamación del público en Toronto en 2002 con su segundo filme, "Whale Rider".

"Shopgirl", una tragicomedia dirigida por Anand Tucker e interpretada por Steve Martin, también es otra de las películas incluidas en las quinielas de "oscarizables".

El filme está basado en la novela del mismo título escrita por el propio Steve Martin y retrata con convincentes actuaciones por parte de Martin, Claire Danes y Jason Schwartzman los problemas que surgen en la relación entre una mujer joven y un hombre mayor.

Una de las actuaciones que puede competir con la de Phoenix-Cash es la de Philip Seymour Hoffman que también interpreta a un personaje mítico en el mundo cultural estadounidense, el escritor Truman Capote.

"Capote" -que se centra en la labor del autor para escribir su novela "In Cold Blood"- es el elemento perfecto para Seymour, un actor lleno de talento que ha despuntado en papeles secundarios e histriónicos