Se produjo un error en este gadget.

12 setiembre 2005

CAPOTE ES BIEN RECIBIDO EN EL FESTIVAL DE CINE DE TORONTO

En la vida real, el actor Philip Seymour Hoffman tiene barba, barriga, voz grave y un confuso título académico, pero todo se desvanece tras su increíble transformación en el escritor Truman Capote, protagonista del último 'biopic' de Hollywood que se presenta en el Festival de cine de Toronto.

Bennett Miller, director de 'Capote' -en la que Seymour Hoffman da vida al escritor estadounidense -, ha llegado a Canadá dispuesto a defender a toda costa su filme, el primer largometraje de su carrera, que competirá con la película de George Clooney 'Good night and good luck'.

La película de Clooney no está presente en el Festival de Toronto sino en el de Venecia, donde el director Ang Lee le ha arrebatado el máximo galardón de la Mostra, pero Miller se ha sentido amenazado a distancia con la sola mención del título por parte de un periodista.

"No he visto la película de George Clooney, pero la nuestra es mejor. No necesito verla", declaró un malhumorado Miller durante una rueda de prensa ante la sola mención de la creciente popularidad de las 'biopic', biografías cinematográficas de personajes famosos.

"No creo que mi película sea un 'biopic'. El que esté basada en una historia real es un accidente. La película es una advertencia", añadió Miller.

'Capote' relata la vida del escritor a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta, cuando se sumió en la investigación y escritura de la novela 'A sangre fría', la obra que le convirtió en un aclamado autor de la literatura en inglés

En esos años, Capote se siente cautivado por la historia aparecida en un periódico sobre el brutal asesinato de toda una familia en una localidad del estado de Kansas.

Perry Smith (interpretado por Clifton Collins Jr.) y Richard Hickcok (Mark Pellegrino) son arrestados por el crimen y Capote decide que tiene que escribir la historia, para lo que involucra a su amiga y también escritora Nelle Harper Lee (la actriz Catherine Keener).

El actor Philip Seymour Hoffman, que le da vida a Capote, coincide con Miller en que la historia va más allá del relato de la vida del escritor.

"Lo que me animó a hacer el papel no fue interpretar a Capote sino la historia subterránea del escritor durante esos cinco años y medio. La dinámica de Capote que se ve abocada a una tragedia de la que no se puede escapar es lo que hace la obra un clásico. Y si es clásico, sus ecos van más allá de un periodo y eso es irresistible", explica.

Seymour Hoffman — 'Esencia de mujer' (1992), 'Boogie Nights' (1997), 'El talento de Mr. Ripley' (1999)- reconoció que para poder interpretar a Capote tuvo que eliminar una cantidad sustancial de los más de 100 kilos que pesaba cuando se decidió a aceptar el papel.

"Mi novia estaba embarazada. Yo pesaba 110 kilos y los dos estábamos poniéndonos enormes a la vez. Fue un largo camino hasta llegar a un tamaño en el que podía meterme en los trajes que llevaba Capote", señaló Seymour Hoffman.

Durante su investigación para escribir 'A sangre fría', Capote se ganó la confianza de casi todos los implicados en el caso, incluido uno de los asesinos, con quien llegó a forjar una estrecha amistad.

La película dice que éste confiaba desesperadamente en que Capote mantendría su lucha judicial activa para mantenerle vivo. Sin embargo, Capote necesitaba que Smith y Hickock fueran ejecutados para que el libro tuviera un capítulo final y él pudiera publicarlo.