Se produjo un error en este gadget.

20 abril 2009

"Southland", la apuesta del canal NBC para reemplazar "ER"

Conquistar a una audiencia que durante 15 años siguió las historias de "ER", el equipo de médicos más querido de la TV, no es una tarea fácil. Pero el canal NBC hizo su apuesta y hasta ahora la está ganando: el pasado 9 de abril debutó en Estados Unidos, la serie policial "Southland" con 9.9 millones de telespectadores, convirtiéndose en uno de los estrenos más vistos de la temporada.

"Southland" trata de la vida de un equipo de policías de Los Angeles, que a diferencia de otras series de este género, como "La ley y el orden" y "CSI", no prioriza sólo los casos a resolver: "Al enfocarse en las relaciones de los miembros de la policía de Los Angeles, más que sólo en sus habilidades para resolver casos, se aparta de los procedimientos policiales que inundan el prime time por estos días", explica una nota de The New York Times.

Detrás de
"Southland", grabada en su totalidad en las calles de Los Angeles, están también dos de los productores ejecutivos de "ER": el seis veces ganador de un Emmy John Wells y Christopher Chulack, premiado dos veces con el mismo galardón. Sobre su nuevo proyecto y la alta competencia, Wells explica: "Creo que recientemente, las series policiales han priorizado los procedimientos. Y eso no es lo que nos interesa hacer. Nuestro objetivo es mostrar cómo son las vidas de los policías día a día, no los casos en sí, sino el estrés, la camaradería y la realidad de tratar de ser un oficial de policía".

La unidad policial de
"Southland" está compuesta por ocho oficiales interpretados por Tom Everett Scott, Benjamin McKenzie, Michael McGrady, Regina King, Shawn Hatosy, Michael Cudlitz, Arija Bareikis y Kevin Alejandro.

Después de ver el segundo capítulo,
Ken Tucket, de Entertainment Weekly, ratifica su buena impresión de la serie: "Siento que 'Southland' está escogiendo los mejores elementos de series policiales como 'NYPD Blue' y especialmente 'Hill street blues', mientras construye su propio estilo visual y ritmo narrativo. Si es así, es una decisión inteligente: invita a una amplia audiencia a disfrutar episodios que se sienten familiares y frescos".