Se produjo un error en este gadget.

17 abril 2009

Hollywood retrata el drama de los trasplantes con intenso filme protagonizado por Cameron Diaz

El 30 de julio llega a las salas locales la película "My sister's keeper", protagonizada por Cameron Diaz, que retrata la dramática realidad de los trasplantes. En la película, basada en una novela de Jodi Picoult, Diaz es la madre de las hermanas Anna y Kate Fitzgerald, interpretadas por Abigail Breslin, la niña de "Pequeña Miss Sunshine", y Sofia Vassilieva. Anna tiene 13 años y fue procreada por sus padres a través de fertilización in vitro para asegurar la vida de su hermana mayor. Kate tiene 16 años y lleva 14 viviendo con leucemia promielocítica aguda. Ahora, necesita urgentemente un trasplante de riñón. La donante obvia es Anna, quien ya ha sido intervenida por su hermana: le han sacado médula ósea y sangre de su cordón umbilical. Pero la pequeña dice "basta". Con la ayuda de un abogado demandará a sus padres por el derecho a decidir sobre su propio cuerpo y mantener sus riñones.

"La película se alejaría de la realidad, porque ninguna persona viva puede donar un órgano con menos de 18 años, ni sus padres pueden decidir por ella", dice el doctor Erwin Buckel, ex presidente de la Corporación del Trasplante. "Pero creo que el cine, aunque a veces trate el tema con sensacionalismo, sirve para poner el tema en la mesa y provocar una discusión".

Hermanas de la vida real

En un principio, las actrices y hermanas Dakota y Elle Fanning iban a ser Anna y Kate. Pero Dakota no quiso cortarse el pelo y ambas dejaron el proyecto