Se produjo un error en este gadget.

04 marzo 2006

Oscar 2006: Ang Lee, el tesoro de Taiwán


Los compatriotas del director Ang Lee le llaman "el tesoro de Taiwán" por superar las barreras culturales y entronizarse como uno de los pocos cineastas asiáticos con éxito en Hollywood. En la tarde del lunes en Taiwán, que será la noche del sábado en Hollywood, millares de taiwaneses se colocarán ante el televisor para ver si su coterráneo, de 51 años, logra el codiciado premio Oscar al "Mejor director" por su aclamada historia de amor entre vaqueros homosexuales "Brokeback Mountain".

La cinta, favorecida por críticas honestas y un vibrante orgullo regional, ha sido un sorpresivo éxito de taquilla en Taiwán, una isla conservadora, al captar la atención de multitudes que se han acercado más a costosas películas de kung fu y otros filmes de acción.

Lee salió de Taiwán con rumbo a Estados Unidos cuando tenía 23 años, pero muchos de sus compatriotas siguen viéndolo como uno de los suyos. Las características sonrisa amable y actitud tímida de Ang Lee son consideradas como sello distintivo del caballero chino ilustrado, para quien los valores confucianos de modestia y altos logros son los valores supremos.

"El talento taiwanés ha exportado durante mucho tiempo computadoras y otras tecnologías al mundo, pero Ang Lee se encuentra entre los muy pocos que han sobresalido en el campo de la cultura y las artes", dijo el cineasta local Chen Yao-chi. Chen y otros intelectuales encomian la decisión de Lee de trascender el género de la acción, el cual ha mantenido ocupado a un puñado de directores asiáticos que se han ganado un sitio en Hollywood. Varios japoneses se han establecido en Estados Unidos y unos cuantos directores de China continental también tocan la puerta, pero en su mayor parte son especialistas en cintas de kung fu. En cambio, Lee ha conseguido imprimir el toque oriental a una diversa gama de típicos temas occidentales