Se produjo un error en este gadget.

23 noviembre 2008

LA NUEVA STAR TREK DIVIDE LAS OPINIONES ENTRE LOS FANATICOS

Es suficiente como para empujar las cejas de Spock aún más cerca de sus puntiagudas orejas. La intensa expectativa por el nuevo film de Viaje a las estrellas (Star Trek) está sacudiendo las ondas entre la comunidad de la ciencia ficción, sobre todo desde que se reveló que el Capitán Kirk y su equipo han sido dramáticamente “sexuados”. El trailer de la película que se estrenará en mayo de 2009, simplemente llamada Star Trek, fue lanzado esta semana, revelando una controvertida mixtura de escenas de sexo, golpes de efecto y la clase de jóvenes y limpios actores que uno esperaría ver en una serie adolescente.

En una de las escenas, la oficial de comunicaciones del Enterprise, Uhura (a cargo de Zoe Saldana), se desnuda hasta quedar en ropa interior en un dormitorio. En otra, el Capitán Kirk (encarnado por Chris Pine) aparece entre las sábanas con una morocha. El resto del trailer de dos minutos muestra una sucesión de persecuciones de auto y peleas, y la promesa de que el film número 11 de Star Trek explicará cómo el equipo aún adolescente llegará a convertirse en la tripulación del Enterprise. Los fans de la franquicia, que ya lleva 42 años, respondieron a estas primeras imágenes con una mezcla de excitación y preocupación: el trailer ya fue visto por millones de personas online y en las pantallas de cines donde se exhibe Quantum of Solace, el último film de James Bond.

El director de esta Star Trek, J. J. Abrams (creador de la híper exitosa serie televisiva Lost y responsable de Mission: Impo-ssible III), hizo muy poco para calmar los rumores que señalan que la película –que costó 200 millones de dólares– es una “vuelta a fojas cero” que reconfigurará la historia que han seguido tan ardientemente a través de los años. “Quiero que los fanáticos de Star Trek vengan a verla, pero la verdad es que he hecho un film para los futuros fans”, dijo, tras revelar cuatro escenas completas. “Nunca fue lo mío, nunca fui un seguidor, pero me convertí en un trekker al enamorarme de los personajes. A pesar de todas las cosas que un no-fan podría encontrar ridículas, trilladas o locas, mi objetivo fue que se sintiera legítimo”.

Abrams tiene su pedigrí de ciencia ficción –también creó las series de TV Alias y Fringe–, pero los fastidiosos fans de Star Trek están preocupados por su aparente indolencia hacia la herencia del film. “No sólo se sienten incómodos, sino también enojados –escribió el influyente crítico de cine Christopher Rosen en el New York Observer–. En los foros de Internet pueden leerse frases como ‘terrible trailer’, ‘No inspira mucha confianza’ y un omnipresente ‘violaron mi infancia’, con apasionado fervor.” Otros están preocupados por un aparente desfile de cameos: además de Simon Pegg y Winona Ryder en roles menores, la película incluirá cortas apariciones de algunas de las estrellas del programa original de TV, incluyendo a Leonard Nimoy, que le da vida a un viejo Spock en una escena de viaje en el tiempo.

La película, primera producción de Star Trek en seis años, tiene algunos de los personajes originales en manos de novatos. El casting fue todo un tema de discusión, con los más cínicos preguntándose si Paramount Pictures estaba sacrificando la integridad de la marca en pos de hacer un billete rápido. El Spock de Zachary Quinto ha sido descrito como “áspero y hostil”, según las quejas de la revista Wired. “Dos palabras que uno difícilmente podría asociar con un vulcanita, y menos aún con uno que pasó las últimas décadas encarnando un modelo de atractiva y calma inteligencia.”