Se produjo un error en este gadget.

09 setiembre 2009

Rodaje de Sex & the city causa conmoción en Nueva York

Las cuatro actrices de la serie Sex and the City han vuelto a revolucionar las calles de Manhattan, donde en estos días ruedan la segunda parte de las adaptaciones cinematográficas de la popular serie.

La prensa local se hace eco hoy de cómo Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Kristin Davis y Cynthia Nixon, vestidas a la moda como siempre, intercambiaron ayer besos y abrazos durante el rodaje de la secuela del film que en 2008 trasladó a la gran pantalla las aventuras sentimentales de cuatro sofisticadas neoyorquinas.

La cálida reunión que, según el Daily News, protagonizaron las actrices en las puertas de unos grandes almacenes de la Quinta Avenida, podría suponer el fin a los rumores de desavenencias entre Parker y Cattrall, por la supuesta exigencia de ésta última de cobrar lo mismo que la primera, que interpreta al personaje principal.

Poco después de esa reunión y ya con las cámaras rodando, Cattrall, que da vida a la sexualmente insaciable Samantha Jones, paró el tráfico de la Quinta Avenida para cruzar esa concurrida calle de Manhattan y, tal y como muestra ese rotativo en una foto a toda página, hizo un gesto poco amistoso a un conductor que se le acercó demasiado.

Los responsables de la producción guardan como si fuera un secreto de Estado el guión de la nueva película, aunque la prensa pudo enterarse de algunos de los detalles de su contenido gracias a que Cattrall puso sin darse cuenta el texto que estaba repasando al alcance de los fotógrafos.

Así, el New York Post asegura que, tras llegar a los 50 años y volver a la soltería en la película anterior, la profesional de las relaciones públicas que encarna la actriz británica afronta la menopausia en esta nueva cinta.

El rotativo resalta que las cuatro chicas solteras que desembarcaron hace ya once años en la televisión para "comerse" Manhattan ahora están en su mayoría casadas y con hijos, tanto en la realidad como en la ficción.

Parker y su esposo, el actor Matthew Broderick, tuvieron el pasado junio dos niñas con la ayuda de una madre de alquiler, mientras que Nixon y Davis mantienen relaciones estables.

La única que parece no haber cambiado es Cattrall, de 53 años, a la que, como a su personaje, le gustan los hombres jóvenes, pues sale con un chef 22 años menor que ella, agregó el Post.

Los productores de la nueva versión cinematográfica de "Sex and the City" quieren repetir el éxito de la primera entrega, que el año pasado recaudó 415 millones de dólares