Se produjo un error en este gadget.

16 enero 2009

"TRUE BLOOD": Llegan los vampiros hot de HBO

Fue un accidente de auto el que hizo que su vida, su cabeza y, años después, su trabajo, se llenaran de muerte. Alan Ball (51) tenía 13 años cuando, después de chocar en el auto en que viajaba, vio morir a su hermana. "De pronto la presencia de la muerte estaba en mi cara y eso me transformó. En ese minuto, la vida se dividió en un antes y un después", le dijo el guionista a la revista New York.

Ball hizo de la muerte, su vida: En 1999, ganó el Oscar por "Belleza americana", una cinta donde el narrador está muerto; además fue el aplaudido cerebro de la serie de HBO "Six feet under", ganadora de 9 premios Emmy y que giraba alrededor de una disfuncional familia dueña de una funeraria; cada capítulo comenzaba con la muerte del cadáver que llegaría esa semana a la casa de los Fisher. El estilo de Ball incluía mucho humor negro y estilizados escenarios de los suburbios norteamericanos. Eso hasta ahora.

"Después de 'Six feet under', que se trataba de gente luchando con su propia mortalidad, estaba listo para algo más divertido", le dijo Ball a The New York Times, acerca de la elección de su nueva serie: 'True Blood'. Aunque también protagonizada por muertos, estos cadáveres lo pasan muy bien: son vampiros, y llegan justo cuando estos seres de la noche se han convertido en moda gracias al éxito de los libros y la película "Crepúsculo".

"True Blood" es un festival de colmillos y sexo, de estética recargada, sin ningún tipo de esnobismo, vergüenza o contención. Alan Ball se entregó al desenfreno, e invitó a HBO.

La serie es una adaptación de los libros "Southern vampires", escritos por Charlaine Harris, sobre un sureño pueblo de EE.UU. donde los vampiros "salen del ataúd" gracias a la invención de Tru Blood, un sustituto de sangre humana creado por los japoneses y con el que ya no necesitan matar gente. Aunque hay algunos en busca de derechos, igualdad y una vida normal, la verdad es que otros tantos siguen disfrutando de una buena mascada. A eso se suma que, entre los humanos, la sangre de vampiro es de alta demanda porque mejora el impulso sexual.

VAMPIROS CALUROSOS

La protagonista de esta serie es Anna Paquin ('La lección de piano'), quien interpreta a Sookie, una rubia y dulce mesera de generoso escote y marcado acento, que tiene la habilidad de leer mentes. Es la única habitante del pequeño pueblo de Bon Temps que acoge al vampiro recién llegado, el muy blanco y apuesto Bill Compton, un soldado de la guerra de secesión norteamericana. El amor florece, en parte porque él la siente sobrehumana gracias a su habilidad, y ella descansa con él, porque es a la única persona a la que no le lee los pensamientos. Al mismo tiempo, una serie de asesinatos ocurren en el pueblo; ese misterio es quizás una de las partes más fuertes de la serie (que agarra fuerza al quinto capítulo, así que se recomienda paciencia).

Su estreno fue de los eventos televisivos más esperados de 2008 en EE.UU., en parte por el regreso de su creador a HBO, y en parte por una enorme campaña viral de publicidad. Pero aunque su salida al aire vino acompañada de un rating discreto, capítulo a capítulo se fue afirmando en audiencia, hasta convertirse en la tercera serie más exitosa de HBO después de "Sex and the city" y "Los Soprano".

'True Blood'

Con Anna Paquin y Stephen Moyer