Se produjo un error en este gadget.

13 enero 2009

"Los papeles por los que he ganado los Globos de Oro eran un reto para mí"

Con sólo 31 años, se convirtió en la actriz más joven en acumular cinco nominaciones a los Oscar. Ahora, acaba de ganar dos Globos de Oro, antesala a la gran gala de las estatuillas por las que todos suspiran. Es Kate Winslet, la actriz de figura sinuosa y medidas voluptuosas que, tras el éxito de 'Titanic' hace una década, no ha parado de crecer profesionalmente. Porque en su vida privada, casada con el director de cine Sam Mendes, con el que tiene un hijo, más una niña de su anterior matrimonio, esta rubia 'british' está más que estabilizada. Parece que 2009 va a ser su año.
  • Enhorabuena por haber ganado los Globos...
  • Muchas gracias, no me lo esperaba y ha sido un momento muy emocionante, al haber estado nominada con actrices tan importantes y maravillosas como Meryl Streep, Anne Hathaway y Angelina Jolie. Estoy muy orgullosa de las dos películas. Ambos papeles han sido todo un reto para mí, de lo más difícil de mi vida.

  • Ahora que ha ganado no uno sino dos Globos, está mas cerca de los Oscar, ¿qué significaría eso para usted?
  • La verdad es que intento escoger buenos guiones, como ha sido en el caso de los dos filmes, 'The Revolutionary Road' y 'The Reader', y, hasta la fecha, creo haber tenido suerte con los trabajos. En cuanto a los Oscar, uy, por Dios, ahora quiero disfrutar de este momento... y nada de presiones, ¿vale?

  • ¿Cuáles son sus propósitos para 2009?
  • Estos dos últimos años han sido increíbles en el terreno profesional y también en el personal, así que a 2009 le pido que siga mi racha de suerte y felicidad.

  • ¿Como es estar casada con un director de la fama de Sam Mendes?
  • No me gusta hablar de mi vida privada, pero en esta ocasión que estoy tan feliz sólo puedo decir que le admiro como director y que, como hombre, es una persona extraordinaria, que me apoya siempre, me da seguridad y me hace reír mucho. Soy muy feliz a su lado con nuestros hijos.

  • Por cierto, con tantos nervios, ¿continúa fumando un cigarillo al día?
  • Bueno, debo confesar que ahora son tres al día, pero cuando estoy en pleno rodaje es como vivir en una burbuja donde todo pasa rápido y necesitas desfogarte de tanta concentración. Pero hace poco Sam (su marido) y yo estuvimos de vacaciones con los niños ¡y no fumé ni uno! Es raro, ¿no? De momento, el tabaco es como una válvula de escape pero quiero acabar dejándolo.

  • ¿Sigue consciente de su apariencia?
  • Creo que siempre va a haber una parte de mí que se preocupará de no estar tan delgada como las otras actrices. Cuando era más joven nunca me sentí atractiva. Era gorda e infeliz a veces y esa clase de pensamiento se queda contigo para el resto de tu vida. Pero cuando llegas al punto de alcanzar muchos de tus objetivos y estás orgullosa de tu trabajo, entonces empiezas a relajarte acerca de quién eres y eso también involucra tu apariencia. Así que no creo que esté tan mal para ser una madre de dos niños.

  • En su película 'The Reader' aparece desnuda en algunas escenas, ¿cómo lo llevó?
  • La verdad es que no me sentía nada cómoda los días que tenía que ir al rodaje para esas escenas, pero es parte de mi trabajo como actriz, así que lo hice. Además, no quise entrenar, estar en el gimnasio y ponerme en forma varios meses antes del rodaje porque no tenía sentido para mí. Pienso que ver a una mujer en una película natural y no tan perfecta dice mucho más, comunica más cosas. Y también temía sentirme mal si me ponía una dieta drástica, no quise hacer pasar a Sam ni a los niños por esta experiencia, ¡en la que a todas nos cambia el humor a mucho peor! (se ríe).

  • Es considerada una 'celebrity' reconocida no sólo en el Reino Unido. ¿Cómo hace para que sus niños se olviden que su mamá es una estrella de cine?
  • Simplemente, llevo una vida normal en casa. Nosotros no mimamos a nuestros hijos, no vivimos una vida extravagante y yo me aseguro de que ellos recojan y limpien sus habitaciones y de que se porten bien. No quiero exponerlos a los 'paparazzi' y, cuando salimos, intento pasar desapercibida. Mi hija Mia es más consciente, por supuesto, de que su madre es reconocida por extraños, pero ya está acostumbrada y, cuando vamos de compras, intentamos ignorarlo; entiende que es un aspecto peculiar del trabajo de su madre como actriz.

  • Se le ve una persona muy organizada, ¿cómo fue su niñez?
  • Siempre tuve el apoyo de mis padres, que me advirtieron que sería duro ser actriz, pero me motivaron siempre. Creo que eso de organizada se lo debo a ellos, porque me dieron una niñez sólida. Siempre me decían que luchase con fuerza por aquello que deseaba hasta saber si funcionaba o no. Mi padre nos llevaba a mi hermana y a mí a los castings y yo siempre pensaba que no me darían los papeles por mi sobrepeso o porque no me vestía para la ocasión. Se lo comentaba y él respondía: "No estás para que te digan sí a todo, estás aquí para coger experiencia, ve y pásatelo bien, demuéstrales lo que vales. Se tú misma". La verdad que estoy en mi mejor momento, porque cuando era joven no disfruté tanto eso de ser actriz hasta el éxito de 'Titanic'.

  • Parece que ha tenido un año muy ocupado. ¿Qué hace cuando tiene tiempo libre, algún hobby en especial?
  • Últimamente no he tenido tanto tiempo para mí, pero me relaja mucha la lectura, aunque hace un tiempo sólo leo guiones y ahora me toca también leer libros infantiles que comparto con mis hijos. Bueno, otra cosa que me relaja es cocinar.

    Fuente : Diario "El Mundo" de España