Se produjo un error en este gadget.

12 noviembre 2009

Desperate Housewives: Las chicas del barrio están de vuelta

Todas las mujeres casadas y con hijos son, en algún punto, amas de casa desesperadas", asegura muy suelta de cuerpo Felicity Huffman, la actriz que viene interpretando a una de ellas desde mayo de 2005 en Desperate Housewives (miércoles a las 21), la serie de Sony que anoche inició su sexta temporada en Latinoamérica. "Cuando te levantas a las 6 y tratas de que tu hija se levante y desayune y suba al coche, y tu esposo (el suyo es el actor William Macy) te arruina el desayuno que preparaste antes, yo siento que estoy siempre al borde de la desesperación".

La actriz, la única del quinteto que habita Wisteria Lane en ganar un Emmy por su rol de Lynette Scavo, tendrá que usar una especie de almohadón esta temporada para simular un nuevo embarazo, otra vez de mellizos: una circunstancia que su personaje, profesional en ascenso, no va a aceptar fácilmente. "Cuando lo descubre, Lynette dice que prefiere que sea cáncer antes que un embarazo, pero eso es algo muy común, muchas de mis amigas en su primer trimestre tienen esos ataques de pánico en los que piensan por un momento que un niño Ies va a arruinar la vida. Y luego, obviamente, se les pasa".

Felicity viste de blanco de pies a cabeza, trajecito de pantalón y saco, chal y zapatos de taco que debe maniobrar entre el cablerío del set de Universal City, en Los Angeles, donde se realiza la entrevista. Su colega Dana Delany, mejor conocida como Katherine Mayfair en la serie, pelea también con sus tacos altos y un vestido demasiado estrecho que la obliga a sentarse con incomodidad. "Todo sea por el glamour", bromea y se le nota que, como Felicity, en la vida real ella es anti glamour. Su personaje ha quedado pagando frente al altar y la desespera que el autor de la serie, Marc Cherry, se lo haya avisado recién una semana antes.

"Me llamó por teléfono y me dijo que ya le había avisado a Teri (Hatcher, conocida aquí como Susan) que no me estaba casando con Mike Delfino (James Denton). Quedé en shock. Aunque en términos de actuación es más dramático el ataque de nervios de Katherine que la felicidad que hubiera podido alcanzar. Sabía que Mike iba a terminar con Susan, pero no pensé que iba a ser tan rápido, creí que iba a tener un año de felicidad como recién casada. Pero acá nunca nadie sabe qué va a pasar. Adoro a Marc, es muy intrigante", dice
Delany, que entró en la cuarta temporada y ya se afianzó como una más del elenco.

Este año se agregó otra ama de casa, Angie Bolen, interpretada por Drea De Matteo, a quien el público recordará como la sufrida Adriana en Los Soprano. Aquí también tiene un perfil medio de gángster ya que no se conocen mucho las actividades de su esposo, que se sospechan ilegales, ni de su hijo de 19 años. "Angie es neoyorquina, como Gabrielle (Eva Longoria), pero no es ex modelo. Angie se crió en la calle, y aunque parezca peligrosa lo único cierto es que ama a su hijo más que a nada en la vida. Es un poco neurótica, como yo, y con los mismos tics de italiana-americana", confiesa Drea, quien dejó un parate voluntario en la actuación televisiva para unirse a esta serie. "Después de Los Soprano me sumé al elenco de Joey -la continuación del personaje de Matt Le Blanc en Friends- y fue un error. Yo soy actriz de teatro, dramática, ese tipo de comedia de gags no me sienta bien", reconoce.

De alguna manera se puede pensar que
Drea fue invitada a Desperate... para reemplazar a la blonda Nicolette Sheridan, cuyo personaje fue eliminado violentamente la temporada pasada. "No creo, porque si hubieran querido reemplazar a Edie hubieran buscado alguien 10 años más joven y 30 millones de veces más sexy que yo", dice con humildad, vestida con jeans y con el cabello largo sobre la cara. La única de las tres que claramente no pasó ese día por las manos de un peluquero y un maquillador profesional. "Mi personaje no es hot, todavía tengo un poquito de grasa de mi embarazo, no creo que quieran mostrarme en ropa interior a menos que pretendan que los números del rating bajen", se divierte.

Felicity reconoce que extraña muchísimo a Nicolette porque, al parecer, la actriz era muy divertida. "Ella es súper femenina, pero maneja autos de carrera, ella hace todo bien y es bárbara para tener cerca, por eso la extraño en el set. No sé cómo cambiará la dinámica sin ella, recién llevamos grabados diez episodios, ya veremos". El flash forward de la temporada pasada la hace extrañar a los actores que hacían de sus hijos pequeños, pero este año está preparada para rodearse de bebés. El autor parece elegirla para darle los mayores desafíos actorales y a ella eso le encanta.

A Dana le gustan las escenas de peleas con Teri (sus personajes se han disputado un amor). "En el guión siempre hay algo que te da miedo acompañado de algo que te da risa. Y Teri es muy buena para la comedia, nos entendemos a la perfección y nos gusta sorprendernos durante la grabación. Mi personaje, Katherine, la juega de víctima todo el tiempo, debería relajarse un poco, especialmente después de sufrir un colapso nervioso. Ya vendrán tiempos mejores", ríe.

Felicity, Dana y Drea coinciden en algo: las tres creen que el mejor personaje de la serie es el de Bree, encarnado por la actriz Marcia Cross. Especialmente esta temporada, donde tendrá un fogoso romance extramarital. "Me encanta la duplicidad de Bree, ese querer tener todo fríamente bajo control y a la vez ser tan apasionada", dice Dana. "Si tuviera que elegir otro personaje en vez del de Lynette me quedo con Bree. Es un rol que Marcia actúa tan brillantemente que como actriz te dan ganas de interpretarlo. Pero la verdad es que nadie puede hacerlo tan bien como ella".

Marcia Cross, Eva Longoria y Teri Hatcher están ausentes con aviso en la nota. Hace muchos años que no se juntan todas para hacer promoción de la serie, pero ellas alegan que es por una cuestión de conflicto de horarios, nada personal. Felicity dice no entender por qué hay tantos rumores dando vueltas acerca de lo mal que se lleva el elenco. "No es cierto. Inventan cosas tremendas, especialmente de la pobre Eva. Imagino que la imagen de mujeres peleando vende más, por eso andan tan bien esos realities de amas de casa. Debe ser morbo"

Avion, accidente y despues...

Todo el mundo quiere reemplazar a Lost pero muchos piensan que esta vez Marc Cherry fue demasiado lejos. Parece que para los episodios que se graben en Navidad, el autor de Desperate Housewives planea dejar caer un avión en Fairview, muy cerca de Wisteria Lane, la calle del barrio cerrado donde viven las protagonistas. Felicity Huffman se rie. "Huracanes, aviones, Marc no se guarda nada y yo, como siempre, soy la última en enterarme".