Se produjo un error en este gadget.

09 enero 2010

Nancy Meyers, la nueva mujer fuerte de Hollywood

Por 20 años, Nancy Meyers se mantuvo a la sombra de su esposo, el cineasta Charles Shyer ("El padre de la novia"). El pacto entre ambos era claro: los dos escribían sus películas, ella producía y él recibía todos los honores de director. "La verdad es que me estaba aburriendo la producción", dice Meyers, sentada en un salón del exclusivo hotel Ritz-Carlton de Manhattan. "Así que le dije: 'creo que yo dirigiré la siguiente'. Esa película era 'Juego de gemelas', que él desde un principio no quería dirigir", cuenta. Era 1998, año en el que -coincidencia o no- la pareja ya pasaba por una crisis que derivó en divorcio.

Desde entonces, Meyers no sólo se ha convertido en una de las mujeres directoras más importantes de Hollywood -con cintas como "Lo que ellas quieren", "Alguien tiene que ceder" y "El descanso"-, las cifras también le han dado el título de la más taquillera, superando a colegas como Penny Marshall ("Despertares") y Nora Ephron ("Julie & Julia"). Su nuevo éxito se llama "Enamorándome de mi ex", ya ha recaudado US$80 millones en el mundo.

En la cinta, Meryl Streep es una mujer divorciada hace 10 años (¿otra coincidencia?) que se divide entre un apasionado romance con su pícaro ex esposo (Alec Baldwin) y un arquitecto (Steve Martin) que le ofrece un cuento de hadas.

Muy relajada, e inesperadamente dispuesta a escarbar en sus sentimientos, Meyers asegura que sus guiones no son un reflejo exacto de sus experiencias ("No me gusta hacer documentales sobre mí, ¡qué aburrido!"), pero lo cierto es que sus películas suelen girar en torno a mujeres maduras y fuertes, algo poco común en la actualidad para las comedias románticas. "Es una locura que la gente asuma que cuando una mujer cumple 50 años su corazón se detiene o que deja de tener sexo. Es cierto, no se ve mucho en películas, pero sí en la vida", dice.

Ella continúa: "Yo creía que después de 'Alguien tiene que ceder' se iba a abrir el camino a más historias con mujeres fuertes, pero no fue así". Sin embargo, ella misma decidió retomar la tendencia con "Enamorándome de mi ex". Pero esta vez, en lugar de Diane Keaton, su musa es Streep: "Cuando escribí el papel pensé en ella, y obviamente cuando piensas en Meryl sabes que se trata de alguien brillante. Pero confieso que me sorprendió con lo potente que puede ser ella en comedia, ya que no ha hecho tantas en su carrera, porque la puse al lado de dos gigantes del género, que pueden hacer lo que quieran en pantalla. Y Meryl se impuso muy bien ante ellos".

Volviendo a sus sentimientos y a su inspiración, Meyers confiesa que ella y Shyer siguen siendo muy amigos ("Hablamos ayer", dice), pero que él le aseguró que no iría a ver la película: "Creo que teme sentir dardos lanzados en su dirección, aunque no es así. Se reiría mucho, sin duda, eso es seguro".

La reina de la comedia

Nancy Meyers produjo y escribió exitosas comedias, como "La pícara recluta", "¿Quién llamó a la cigüeña?" y "El padre de la novia" I y II.